Serio contratiempo para el Levante UD FS y su entrenador, Diego Ríos, mediada la pretemporada del debut en la Liga de Campeones, y con el estreno liguero del 9 de octubre ante Viña Albali Valdepeñas cada día más cerca. Álex García, uno de los dos refuerzos del finalista de la LNFS este verano, sufre una lesión del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha, según se ha confirmado este miércoles.

El pívot realizó un mal gesto en el entrenamiento del lunes en Paterna, y tras someterse a diferentes pruebas médicas estas han revelado el alcance de la lesión, por lo que tendrá que pasar por quirófano en los próximos días.

Según el parte médico del club granota, se estima un periodo de aproximadamente entre seis y ocho meses para que Álex García pueda regresar a la competición. Todo un varapalo para el club, que tras la salida de Márquez, Jorge Santos y sobre todo Esteban, se había reforzado con la llegada del marroquí Hamza, actualmente en octavos del Mundial de Lituania junto al argentino Maxi Rescia y el español Marc Tolrà, y con el alicantino, de 25 años, que firmó hasta 2023.

El valenciano marcó 15 goles la pasada campaña, y tiene tres años de experiencia en la Primera División de la LNFS, con un total de 23 tantos tras su paso por ElPozo Murcia FS y el Viña Albali Valdepeñas.

Tras su lesión, se sucedieron las muestras de ánimo hacia el jugador por parte de compañeros y del propio club, y que el propio Álex García agradeció en las redes sociales .

Amistosos

Por otro lado, el Levante UD FS reanudará su serie de amistosos de pretemporada este viernes en Paterna (20:00 horas) ante ElPozo Murcia, un partido a beneficio de la Casa del Niño y a Aspanion Paterna, y lo cerrará en Zaragoza ante Futbol Emotion el 2 de octubre (19:00 horas).