17 de noviembre de 2009
17.11.2009
INTERNACIONAL

De Nigris, otro golpe en el corazón

El azteca, que jugó en Villarreal y Poli Ejido, muere de un infarto a los 31 años y mantiene de luto al mundo del fútbol.

17.11.2009 | 12:44
De Nigris, otro golpe en el corazón

La crónica negra ha vuelto a colarse por desgracia en el mundo del fútbol. Esta vez ha sido la muerte del mexicano Antonio de Nigris, con el suicidio de Robert Enke todavía muy reciente, la que ha sacudido y teñido de luto el balompié mundial. Un infarto segó la vida del ex de Villarreal y Poli Ejido en la madrugada del pasado domingo en un hospital de la ciudad griega de Larissa, en cuyo principal club militaba desde verano, cuando tenía tan sólo 31 años.
El corazón del delantero dijo sorprendentemente basta cuando se encontraba durmiendo en su casa. Fue allí donde acudieron los equipos de emergencia helenos tras la llamada de su mujer, Sonia, aunque ya nada pudieron hacer para evitar su fallecimiento. El internacional azteca dejó huérfanos a los 13 conjuntos en los que había militado a lo largo de su carrera y puso nuevamente de actualidad sucesos parecidos como los sucedidos con el sevillista Puerta o el espanyolista Daniel Jarque.
Jorge Urdiales, presidente del Monterrey, en el que juega el hermano del punta, Aldo, tuvo el desagradable honor de confirmar la noticia. Tras la misma se sucedieron las condolencias de dirigentes, ex compañeros y amigos. Categorías, las dos últimas, en las que se puede clasificar a Benito Floro. «Estoy realmente fastidiado. A Antonio le quería como si fuera mi hijo; hablábamos un par de veces por semana y nos visitaba siempre que podía», reconoció a SUPER el manchego, quien dio la alternativa al ariete en 2000 en el Monterrey, y, además, fue el valedor de su cesión en el Villarreal en la segunda mitad de la 02/03. Tanta era la relación con el futbolista que el ex de Albacete o Madrid se plantea acudir personalmente al entierro.
Los actos de homenaje al azteca comenzaron horas después de su fallecimiento. En el exterior del estadio del Larissa —llamado El Alcázar— se improvisó una capilla en la que aficionados y jugadores locales pudieran dar su último adiós a De Nigris. Ésta permanecerá habilitada durante tres días, aunque hoy mismo está previsto que los familiares de Antonio lleguen a la ciudad griega para iniciar los trámites para su repatriación y posterior sepelio. El delantero será también homenajeado por su último club en el enfrentamiento liguero que el domingo tiene en Creta frente al Ergotelis.
Del ariete, que probó fortuna en Brasil, Colombia, Grecia, Turquía y España, también guardarán un grato recuerdo Sergio Ballesteros o Rafa Marquez. El granota coincidió con Antonio en Vila-real. «Era un chaval joven e increíble, que se quedó con todo el mundo durante los seis meses que estuvo con nosotros», recordaba ayer el central. En cuanto a su compañero de selección, con la que aún soñaba con jugar en el Mundial 2010 pese a no ir convocado desde hace más de un año, tal y como publicaba en octubre en la última actualización de su blog, el culé destacó que era «un jugador incansable y muy buena persona». «Es una pérdida importante para el fútbol en general y mexicano en particular», dijo además el capitán del combinado nacional, como el deportivista Andrés Guardado o el groguet Javi Venta.


Estaba casado y con una hija
La muerte de Antonio deja viuda a su mujer Sonia —con la que se casó en el verano de 2003— y huérfana a su hija de cinco años Miranda. En su núcleo familiar también se encontraban sus dos hermanos Aldo y Alfonso. El primero es futbolista y defiende ahora mismo los intereses del Monterrey; el segundo es un conocido personaje de la farándula de su país y participó en el primer ´Gran Hermano´ azteca.

LA INTRAHISTORIA
El Valencia fue a México para verlo
De Nigris llegó al Villarral en febrero de 2003 de la mano de Benito Floro, pero meses antes un técnico del Valencia había estado en México espiándolo. Incluso llegó a haber algo más, tal y como reconocía ´Toño´ en una entrevista a SUPER publicada el 15 de marzo de aquel año: «Yo estaba muy ilusionado, pero de repente se vino para abajo. Es díficil para un jugador que está ilusionado que no salga nada. Es lo peor». Todos le hablaban de Hugo Sánchez, pero él contestaba que sólo lo había visto en un avión. Y se mofaba del estereotipo que los mexicanos tenían por aquellos tiempos en España: «Piensan que siempre estamos diciendo que si ´chingón´, que si ´qué chingada´ y cosas así». Un tipo con buen humor al que ficharon para hacer sombra a Palermo.

Hizo anuncios de ´Bimbo´: Rugby, tenis, música y ´Big Brother´ en la tele
La familia De Nigris tiene tirón en México: dos futbolistas, Antonio y Aldo, y un modelo que participó en el ´Big Brother´. Sin embargo, el más popular era ´Toño´, ex tenista y ex jugador de rugby, protagonista de los anuncios del ´Bimbo´ de allí. Su agente fue el mismo que el de una de los grupos musicales del momento e incluso tenía una canción dedicada de ´Él y ella´.

El ´tano´, por su abuelo: Floro lo rescató de su choque con Pasarella
Fue Benito Floro quien lo ascendió al primer equipo del Rayados de Monterrey y con el que ascendió a la selección, con la que pasó a la historia gracias a un gol que le hizo a Brasil. Tiempo más tarde, enfrentado con Pasarella, que le pedía algo más que jugar en el área, y cedido en el América, Floro lo buscó para abrirle las puertas de España con un contrato de cuatro meses. Y así llegó a El Madrigal el ´Tano´, apodo que tenía por su abuelo italiano y su condición de regiomontano, gentilicio de su lugar de nacimiento en México.

La operación, casi rota : El primer paso hacia Europa, perder dinero
Antes del Valencia y el Villarreal, llamaron a su puerta equipos holandes y franceses, y a punto estuvo de firmar en el Bolton inglés, que en su lugar se llevó cedido a Salva Ballesta. Tantas ganas tenía de jugar en Europa que se rebajó el sueldo, unos 700.000 dólares de la época, con tal de hacerse paso: «Es el primer paso para venir a Europa», decía. Y aun así un poco más y no aterriza por lo que se complicó la operación, que llegó a estar rota: «Fue lo peor para mí. Imagínese cómo estaba yo que el siguiente partido del América el técnico me dijo: ´Si quieres no vengas, si te sientes muy mal´. Estaba enojadísima, me sentía muy mal».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook