22 de febrero de 2012
22.02.2012
LIGA BBVA

Izco niega un plan de rescate

El presidente de Osasuna ha asegurado que únicamente ha propuesto al Ejecutivo un aplazamiento a largo plazo de la deuda con Hacienda

22.02.2012 | 17:27

El presidente de Osasuna, Patxi Izco, ha negado que el club haya pedido un plan de rescate al Gobierno de Navarra y ha asegurado que únicamente ha propuesto al Ejecutivo un aplazamiento a largo plazo de la deuda con la Hacienda foral a 75 años.

Izco, quien ha desvelado que la deuda con la Hacienda Foral asciende a 27,9 millones de euros, ha desmentido que el club haya propuesto un plan de rescate al Gobierno foral, mediante medidas como la construcción de un nuevo estadio o estudiar variaciones en los tipos impositivos del pago del IRPF.

Al respecto, ha aseverado que el club no pretende ningún "trato de favor" ni "condonación" de la deuda y ha dicho que Osasuna cumplirá sus compromisos, si bien ha precisado que el Ejecutivo debe ayudarle y que ha solicitado el aplazamiento de la deuda a 75 años.

Ha señalado que esta propuesta es una "práctica habitual" en otras empresas y ha señalado que cree que el Gobierno navarro está "por la labor de ayudar, pero dentro de la legalidad", al tiempo que ha subrayado que una posible denegación del aplazamiento no supondrá la quiebra de Osasuna, obligado por su déficit estructural cada año a vender jugadores "para cuadrar los presupuestos".

Izco, en rueda de prensa en Tajonar, se ha mostrado molesto con las filtraciones de las conversaciones mantenidas con el Gobierno Foral al apuntar que al hacerlas públicas se ha planteado un debate social antes de que el Ejecutivo responda, "casi induciéndolo a que contente negativamente", ha apuntado.

El presidente 'rojillo' confía en una "respuesta en breve" del Gobierno presidido por Yolanda Barcina, quien hoy mismo ha descartado una rebaja de impuestos a Osasuna, aunque ha indicado la posibilidad de ayudar al club mediante otras vías como "un aplazamiento" de pagar la deuda "dentro de la legalidad" o el patrocinio o la financiación de un nuevo estadio fuera de Pamplona.

Izco ha manifestado que la única propuesta real al Gobierno ha sido el aplazamiento de la deuda y que de los otras medidas "solo han hablado" y "nunca negociado". "Tenemos la cabeza en su sitio para pensar que en estos tiempos el Gobierno nos pueda financiar un nuevo estadio. No hay ninguna posibilidad en este momento", ha asegurado.

Ha destacado que viene hablando sobre estos asuntos con el Ejecutivo navarro desde su llegada al club en 2002 y ha declarado que en estos diez años no ha habido "ningún progreso".

Sobre los tipos impositivos más bajos para los equipos de Primera División de su entorno: Athletic Club y Real Sociedad, Izco ha dicho: "En otras provincias hay tratos específicos a los deportistas de elite. En Navarra no se recoge y no somos nadie para exigirlo, aunque ha salido en las conversaciones".

Izco, al que le quedan dos años de mandato, ha señalado que no se replantea su idea se concluir su etapa como presidente en 2014, a pesar de todos estos asuntos pendientes: "Es mi último mandato. Con este aplazamiento la junta cumpliría con su obligación de conseguir lo mejor para Osasuna".

Al margen de este asunto, el presidente osasunista ha comentado que el Málaga sigue sin pagar los 2 millones de euros que debía haber hecho efectivo antes del 15 de diciembre por uno de los plazos del traspaso de Nacho Monreal y ha dicho que son "prudentes", antes de denunciarlo ante un tribunal administrativo, y que "está convencido" de que se cobrará en poco tiempo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook