27 de febrero de 2012
27.02.2012
TERCERA DIVISIÓN

La afición se harta ante la agonía que vive el Castellón

Las peñas se manifiestan ante la casa de Miralles y en los alrededores de Castalia

27.02.2012 | 14:27

El enésimo esperpento. Al final no se disputó el encuentro correspondiente a la vigésimonovena jornada entre Castellón y Llosa. Hubo huelga. No se jugó el partido, pero los nervios estuvieron a flor de piel. El día de ayer fue largo desde primera hora. Al igual que el sábado y la noche del viernes. Los futbolistas siguen sin cobrar las tres mensualidades pendientes y el intento de compra de Jesús Jiménez no se consuma. Al menos de momento. La afición tenía ayer la palabra y protestó en masa.

Desde primera hora de la tarde estaban los seguidores por los alrededores del estadio. Hubo para todas las partes. En las inmediaciones de Castalia se escucharon cánticos y se vieron pancartas. ´No a la refundación´ o ´siempre glorioso CD Castellón´ fueron las más llamativas.
Directivos y presidentes no fueron los únicos que se llevaron ´palos´. También hubieron gritos contra los jugadores por no saltar al campo. Algo que hizo al plantel tomar la decisión de abandonar el recinto por otra puerta. Antes de la salida de los futbolistas, hubo rueda de prensa. En ella, el capitán Aarón Torla explicó los acontecimientos vividos y comunicó de manera oficial que no había partido contra la Llosa. «Nos dijeron que la venta estaba casi hecha, a falta de unos flecos. No nos lo aseguran al cien por cien y eso nos hace mantener la huelga», resaltó un Aarón Torla que fue más allá: «parece que las cosas no han salido como esperaban. Solo nos han dado información, pero no nos han asegurado nada. Ya toca arreglar esto. Las cosas no pueden ir a peor y es muy triste lo que está pasando».

Marcha hacia Figueroles
Los seguidores del Castellón se fueron hacia la localidad donde vive el presidente para manifestarse en la calle San Blas. Un centenar de aficionados acudieron con pancartas, realizando también una sentada. Se dejaron oir pese a que el mandatario no estaba en ese momento en su domicilio. Fue una marcha que organizó la Federación de peñas, con Maria Pilar Moliner a la cabeza como presidenta.

La no presentación del Castellón contra la Llosa supone la pérdida del partido por 0-3. El club también recibe una multa económica (3.000 euros) y es apercibido de exclusión de la competición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook