02 de enero de 2015
02.01.2015
Mercado

Las sesiones de la AFE, el Inem del fútbol español

Futbolistas sin equipo recurren a estos entrenamientos para encontrar trabajo, sobre todo fuera de España

02.01.2015 | 21:17
Imagen de un partido del combinado de la AFE.

Concluido 2014, otro año más de crisis en España, el mundo del fútbol no ha sido ajeno a los problemas económicos del país. Muchos jugadores, en algún momento del curso, se han quedado sin equipo, como ese 24 por ciento de la población que busca trabajo desesperadamente. Pero un oasis, las Sesiones AFE, sirvieron para colocar a 63 futbolistas a lo largo de la temporada.

Casi con un cien por cien de éxito, sólo 7 nombres de los 70 que participaron en una iniciativa de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) no encontraron un club en el que desarrollar su carrera. En algún momento de los 365 días del año, se celebraron dos ediciones de las Sesiones AFE, la novena y la décima, en fechas cercanas al cierre de los mercados de verano e invierno.

En ellas, los profesionales sin club trabajaron con un cuerpo técnico completo en el que convivieron utilleros, médicos, fisioterapeutas, psicólogos, nutricionistas e incluso un jefe de prensa. A lo largo de 15 días, con un entrenador al cargo de 22 jugadores, dos por puesto, acudieron a las sesiones agentes y clubes interesados en hacer algún fichaje.

Durante el periodo de las jornadas AFE se disputan un mínimo de cinco amistosos de primer nivel que suelen ser internacionales en invierno por el parón de los clubes de Europa del este, que necesitan mantener la forma para reincorporarse a sus competiciones después del invierno.

Clubes como el CSKA de Moscú ruso, el Shakhtar Donetsk ucraniano o, en verano, equipos de la zona donde se desarrollan los entrenamientos (Alicante o Gijón), como el Hércules, el Huracán o el Sporting, pusieron a prueba a los jugadores en paro.

Con las estadísticas en la mano, la mayoría, tras esos periodos de preparación, encontraron trabajo, un buen porcentaje de ellos fuera de España, en una pequeña diáspora mundial a la que se apuntaron sin reparo muchos futbolistas.

Nombres como los de Toni Doblas, ahora en el HJK Helsinki de Finlandia previo paso por el Nápoles italiano, Pablo Gómez (Sandecja Nowy Sacz polaco), Alberto Heredia (Real Estelí de Nicaragua), Marc Serramitja (Kristiandsund noruego), Ivan Bolado (Pune City de la India) o Toni Moral (Al Ittihad Kalba, de Emiratos Árabes Unidos), han dejado España para buscarse la vida.

Son el reflejo de la sociedad, de las miles de personas altamente cualificadas que han emigrado a otros países que ofrecen una vida mejor con un trabajo con el que tirar hacia delante. Los futbolistas también se buscan las habichuelas y la AFE se ha encargado de crear una plataforma muy útil para poder colocar a sus afiliados.

Queco Piña participó en una de las ediciones de las Sesiones AFE y en su día llegó a recibir una oferta. Ahora, defiende con éxito la portería del Leganés. El guardameta del conjunto madrileño aseguró a EFE que aquellas jornadas fueron revitalizantes para coger moral y volver a sentirse futbolista.

"Estás sin equipo y no ves muchas puertas abiertas. Entonces viene una especia de oportunidad. Cuando estuve había gente de Tercera, de Primera, de Segunda. Es una mezcla de estar desesperado en casa sin equipo con el plazo del mercado cerrándose con tristeza unidos a la ilusión de estar ahí", dijo.

"Sin las Sesiones AFE habríamos tenido muchas dificultades de encontrar equipo. Seguro. Estando allí me llegó una oferta. Se abren muchas puertas, solo por el hecho de que directores deportivos pueden echar un vistazo. Estás abandonado y cuando participas en las sesiones te vuelves a sentir futbolista y es importante a nivel psicológico", agregó.

Manu Sarabia dirigió al primer equipo AFE en las sesiones primigenias, cuando no había quince días de entrenamiento pero sí un campeonato que se disputó en Holanda y que su selección acabó en el segundo lugar por detrás de Francia. El técnico y ex jugador del Athletic reconoció a EFE la importancia de esta iniciativa.

"La cantidad de jugadores que han encontrado equipo son muchísimos. No sé si sin las Sesiones AFE las opciones de encontrar uno serían nulas, pero las posibilidades de que encontraran trabajo sin esto, serían pocas. Esto es una opción muy buena, un escaparate extraordinario", afirmó Sarabia a EFE.

Razón no le falta. En 2014, 63 de 70 jugadores encontraron equipo para sumar un 90 por ciento de acierto. Las Sesiones AFE son el INEM del fútbol español. Son el lugar donde muchos profesionales se cobijan para encontrar un trabajo, pero con una diferencia: el servicio público de empleo interviene en un porcentaje infinitamente menor a la hora de colocar parados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine