10 de noviembre de 2018
10.11.2018
COPA LIBERTADORES

Copa Libertadores: Boca Juniors - River Plate

El Superclásico empieza en la Bombonera. La batalla por la Copa Libertadores genera un caos social en toda Argentina

10.11.2018 | 12:38
Copa Libertadores: Boca Juniors - River Plate

En Argentina el fútbol es un estilo de vida. Más allá de la pasión en cualquier rincón del mundo por el deporte rey, Buenos Aires es también el epicentro de ese fanatismo y el Boca-River representa la rivalidad más clásica. Xeneizes y Millonarios son el reflejo de una enemistad que vivirá su primer duelo de esta final de la Copa Libertadores en la Bombonera. En un feudo en el que es imposible obviar el aroma a la Comunitat Valenciana que se respira y que se ha respirado durante muchos años. En el conjunto de Azul y Oro estuvieron los Riquelme, Arruabarrena, Palermo o Sorín, que hicieron las delicias del Madrigal. En el de la franja roja, Pablo Aimar y Roberto Fabián Ayala representan también el recuerdo de un Valencia enorme que conquistó ligas y que pisó finales de Champions (aunque el Payaso no estuvo en la primera). Hoy en un lado están Enzo Pérez y Zuculini, quien defraudó en su paso por Mestalla. Y en el otro Almendra, fichaje que está trabajando el Valencia CF.

La 'final del Siglo', el Superclásico más histórico entre Boca Juniors y Ríver Plate arranca en La Bombonera con el partido de ida de una final de la Copa Libertadores que enfrenta por primera vez a los dos equipos más populares de Argentina, con el mundo por testigo. Después de la decepción del Mundial, la final entre los dos grandes del país es también una buena ocasión para que se reivindique la vigencia del modelo argentino, algo que destacó el técnico de Boca. Schelotto es el técnico de una de las mejores plantillas de Sudamerica. Profundidad de banquillo, calidad, peligro ofensivo, líderes atrás y jóvenes pero sobradamente preparados. En semifinales ni tan siquiera sufrieron con Palmeiras. La únicas dos dudas que aparecen en el once son las de Pablo Pérez y 'Wanchope' Ábila. El primero por molestias podría ser sustituido por Almendra, objetivo del Valencia. El segundo, por el gran estado de forma de Benedetto en los últimos dos choques.

En River Plate su gran figura está en el banquillo. Un equipo equilibrado que cambia su perfil fuera de casa y que potencia la calidad en el Monumental. De hecho, parece complicado imaginar un equipo hoy con Quintero y 'Pity' Martínez, los dos jugadores de más talento, juntos en el cuadro de la franja roja. Por su parte, Santos Borré es uno de los grandes avales del cuadro del Muñeco Gallardo. Marcó en octavos de final, cuartos de final y semifinales de la Conmebol Libertadores 2018. Ahora espera hacer lo propio en la final. Exequiel Palacios es uno de los futbolistas a seguir en un equipo que solo hace dos años ya conquistó el gran torneo continental.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook