08 de agosto de 2019
08.08.2019
VILLARREAL CF

La difícil solución a diez años de hoja de servicios

Jaume Costa sabe que Calleja no cuenta con él y el club ha invitado a su agente a buscar una salida, pero hay que esperar

08.08.2019 | 17:48
El futbolista corriendo al frente del grupo en el stage de Austria.

Jaume Costa no cuenta para Calleja y lo sabe. De hecho, el haberse quedado fuera de la última citación para el partido ante La Nucía —en el que jugó incluso el central recientemente fichado para el filial, Sofian Chakla— fue solamente la confirmación. Jaume lo sabía ya. Hay tres laterales izquierdos y ahora mismo el técnico prefiere a Alberto Moreno y a Quintillà.
Nadie del club se ha dirigido abiertamente al futbolista para decirle que no cuentan con él, pero desde la dirección deportiva sí que se le ha trasladado a uno de sus agentes que si se le encuentra una salida que sea satisfactoria para todas las partes, lo verían con buenos ojos. Es decirlo sin decirlo.
Ahora bien, el problema está en que Jaume Costa tiene contrato firmado con la entidad amarilla hasta junio de 2021, es decir, le quedan dos años más, y a eso hay que añadir que se trata de un jugador que ahora mismo acumula diez años en la entidad ya, de los cuales ocho han sido en el primer equipo, del que es capitán, con una hoja de servicios intachable atravesando momentos exitosos, así como el doloroso descenso a la segunda categoría del fútbol español. Llegó tras rescindir en el Valencia para jugar dos años en el B y luego dio el salto al primer equipo. Si se tratase de un jugador más todo sería diferente, pero Jaume acumula demasiadas horas de vuelo como amarillo para que la historia acabe mal.
A finales de la sufrida pasada campaña se intuía lo que podía pasar, pero el futbolista empezó esta pretemporada con la intención de convencer a Calleja. Tranbajando en silencio. Era su objetivo, pero a tenor de las decisiones del técnico no lo ha conseguido. Ha jugado poco esta pretemporada, en una posición que no es la suya natural, y ha acabado sin jugar. El futbolista ante la evidencia se plantea salir si recibe una buena oferta que le satisfaga tanto en lo deportivo como en lo personal que a día de hoy no ha llegado —hay posibilidades, aunque ninguna que convenza—, pero no se plantea salir a cualquier precio. Si no llega esa oferta se puede quedar. El club está a la espera.
La voluntad de Calleja es esta campaña hacer una plantilla más corta que en las anteriores —apenas 22 jugadores— aprovechando que no hay competición europea tampoco, pero de la continuidad de jugadores como Jaume pude depender que lo consiga o no. De momento hay que esperar

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"