09 de septiembre de 2019
09.09.2019

Una selección descentralizada

España recupera su espíritu abierto e insiste en el valor de los méritos

09.09.2019 | 23:42
Una selección descentralizada

«Están aquí por lo que hacen, no por quién son». El seleccionador se ha empeñado en subrayar el valor de los méritos. Los cambios en el once titular para El Molinón son el mejor ejemplo. El reciclaje empezó a hacerse evidente con Luis Enrique y está tomando forma definitiva con Robert Moreno. El equilibrio es fundamental en el fútbol. Dani Ceballos y Fabián portan la bandera de hornada de jóvenes que se está asentando vía desparpajo. Los dos vienen de ser campeones de Europa Sub-21 junto a Mikel Oyarzabal y Unai Núñez. La portería no está cerrada, pero Kepa Arrizabalaga ha tomado la delantera. Es otro ejemplo del nuevo dinamismo. Sergio Ramos, Jordi Alba y Sergio Busquets resisten como pilares fijos; después, también ha recuperado a veteranos como Santi Cazorla y Jesús Navas. Esa vuelta al pasado fue interpretada en negativo (en su momento), pero insiste en la misma virtud: este cuerpo técnico no mira la edad, mide el momento, el rendimiento y el provecho del futbolista dentro del modelo de juego. La Selección vuelve a respirar con las ventanas y las puertas abiertas de par en par. Algo que no sucedía desde la etapa de Luis Aragonés. No es la cuestión principal y cualquier comparación sería restar fuerza en este momento (así lo han expresado los protagonistas), pero mantener y edificar sobre ese espíritu será clave en el éxito a corto y medio plazo, con la fase final de la Eurocopa el próximo junio.

Gayà, Parejo y Rodrigo forman parte de la base fija gracias a los méritos. Los tres fueron titulares ante Islas Feroe. Los tres van a tener que morder para estar en las convocatorias... como todos. No hay grandes estrellas y tampoco hay talentos tan evidentes como en otras etapas, pero sí hay una clase media alta absolutamente pujante y a la que resulta estimulante examinar en alta competición. La expectativa es fundamental para generar el hambre de Selección.



En busca de nuevos líderes

En la convocatoria de Luis Aragonés para la Eurocopa de 2008, donde todo empezó, mandaban dos equipos: Liverpool y Valencia CF (Raúl Albiol, Marchena, Silva y David Villa), con cuatro futbolistas cada uno. Después iban FC Barcelona y Villarreal. El Real Madrid aportaba dos, como el Mallorca. Había once clubes representados en total. En esta última lista, los 23 jugadores proceden de 17 equipos. Vuelve a mandar el Valencia CF, con tres elementos. Robert Moreno ha descentralizado la Selección... por ese motivo hay un sector de la crítica empeñado en restar valor a lo que tiene valor. «Jugar con la selección española es algo muy difícil, y no sabes si vas a jugar solo un partido, por lo que no puedes permitirte ni un segundo de relax, lo primero por ti y lo segundo porque hay un país y una afición detrás». Esa es la línea de Robert Moreno. Líderes con pedigrí y liderazgos emergentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tamara Jiménez, del césped al Pizza Hut

La jugadora del Fundación Málaga CF se incorpora a la plantilla de empleados de esta pizzería situada en el Centro Comercial Vialia de Málaga