22 de marzo de 2020
22.03.2020

El ERTE del Castellón le costará 100.000 euros al mes a Montesinos

"El club no puede hacer frente por ello tendré que hacerme cargo personalmente de la diferencia con los subsidios", dice el presidente

22.03.2020 | 22:10
El ERTE del Castellón le costará 100.000 euros al mes a Montesinos

La decisión de presentar un Expediente regulador de empleo (ERTE) por parte del CD Castellón ha sorprendido al mundo del deporte, no por el hecho en sí, sino por la forma de proteger los derechos de sus jugadores y empleados adoptada por su presidente. El club albinegro no ha sido el primero en aplicar este mecanismo que permite la ley laboral en situaciones de dificultad para una empresa delimitadas por la temporalidad para no despedir a sus empleados y poder recuperar su contratación cuando los problemas se hayan solventado. En Segunda B clubs como el Sanluqueño o La Balona fueron los precursores, aunque se espera que los ERTES vayan cayendo en cascada en una gran parte del deporte profesional, aunque los clubs de fútbol de Primera y Segunda vayan de la mano y aún no han movido ficha al respecto a la espera de una comisión delegada de LaLiga este lunes 23 de marzo. Pero sí ha sido el único en manifestar que cumplirá con todos los compromisos pactados y aportará la diferencia existente entre el subsidio de desempleo y los contratos. La medida puede costarle al presidente alrededor de 100.000 euros por cada mes que dure la crisis del coronavirus que ha paralizado España.

La decisión de Montesinos ha motivado muchas incógnitas que el presidente se ha encargado de desvelar atendiendo a las preguntas que están en boca del aficionado y a las que responde a través de Mediterráneo. La primera y fundamental como las arcas de una entidad que tiene grandes problemas económicos podrá hacer frente a esta medida de complementar los salarios de los empleados a partir del dinero que pagué el estado por la condición temporal de parados de los 48 empleados del club. "El Castellón no puede hacer frente a este gasto extra en estos momentos porque no posee capacidad económica para ello y será el presidente el que tendrá que hacerse cargo de abonar las diferencias, porque no existe ahora otra posibilidad para ello", explicaba Vicente Montesinos, máximo mandatario y accionista del club con más del 90% del accionariado.

A continuación explicaba porqué el Consejo se vio obligado a adoptar esa decisión: "No hacerlo hubiera sido irresponsable por nuestra parte porque el ERTE es la única salida que nos quedaba para que la viabilidad del Castellón no peligrara". En ese sentido, en la provincia ya se han presentado 993 ERTES que afectan a 5401 trabajadores. Una situación muy complica para los jugadores y empleados que Montesinos asegura haber valorado más que el aspecto económico que implica la asunción de la presentación de los expedientes. "El país está atravesando momentos muy duros en los que el confinamiento en los hogares acrecienta todavía más los problemas y la incertidumbre que puede existir por este tipo de expedientes que afectan a sus salarios y a los compromisos que puedan tener todos ellos con sus familias y sus pagos, por ello valoramos prioritariamente el aspecto psicológico y la tranquilidad de ellos", explica el presidente.
"El Castellón tiene un delicada salud económica, además de que los clubs de 2ª B son deficitarios. Estamos peleando por mejorar, por ello ha sido una decisión valiente y muy difícil, porque lo sencillo era presentar el ERTE y ahorrar dinero, pero hay que pensar en los jugadores y sus familias", añadía. ¿Y cuánto va a costar esta medida generosa de complementar las nóminas? "Sí es un esfuerzo adicional y sé que tendré que hacer un nuevo esfuerzo, pero yo cogí el club para servirme de él. No es un momento de hablar de déficit sino de superávit humano y emocional para jugadores y empleados. El Castellón no les va a dejar solos", aseveraba. Y expresaba su intención de ser ágiles y poder pagar a los afectados conjuntamente con el subsidio de desempleo.

La medida fue muy bien acogida en la plantilla

Los jugadores del Castellón pasaron del temor al ERTE a la tranquilidad de conocer de primera mano que sus contratos se respetarán a pesar de los momentos de incertidumbre económica motivador por el parón general de la actividad en España y, por supuesto, por la suspensión sine die de todas las competiciones del deporte, no solo ya en categorías profesionales sino también en el mundo amateur. El estado de alarma ha sorprendido a varios jugadores alejados de sus familias con un condicionante psicológico añadido al problema. La medida del Castellón ha colaborado en aliviar un tanto las penas y a transmitir un poco de optimismo ante el delicado panorama que afronta el país y la incógnita general respecto a cuando volverá todo a la normalidad. "La decisión se ha pensado sobre todo por la salud de los trabajadores del club y sus familias puesto que es una situación de fuerza mayor que nos afecta a todos", indicaba Montesinos al respecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.