29 de junio de 2020
29.06.2020
Superdeporte
LaLiga Santander

Jaime Mata desatasca al Getafe ante la Real Sociedad

Los madrileños toman aire gracias a los vascos y superan a su rival 2-1 con un doblete de Mata

30.06.2020 | 00:19
Jaime Mata desatasca al Getafe ante la Real Sociedad
Jaime Mata desatasca al Getafe ante la Real Sociedad

El Getafe tomó aire a costa de la Real Sociedad y superó a su rival (2-1) con un doblete de Jaime Mata, que acabó con la crisis de resultados de su equipo, de nuevo con aspiraciones de disputar la Liga de Campeones, y alargó el mal momento del cuadro donostiarra, cerca de salir de los puestos europeos.

El césped del Coliseum Alfonso Pérez juntó a los dos equipos de arriba que peor les ha sentado el parón de tres meses provocado por el coronavirus. Con unos resultados desesperanzadores, sin victorias en ninguna de las cuatro jornadas anteriores, el Getafe y la Real Sociedad pasaron de rozar el cielo a olisquear el infierno y una posible salida de los puestos continentales con el empuje del Villarreal y del Athletic.

El duelo, sin duda, era decisivo para los intereses de ambos equipos, que no podían fallar más si querían rescatar la credibilidad que tenían en el mes de marzo. Una victoria significaba dar un puñetazo encima de la mesa y ninguno la quería dejar escapar.

Sobre el terreno de juego se vieron las carencias de unos y otros. El Getafe, siempre aguerrido, antes y ahora, por lo menos era capaz de encadenar varios pases seguidos. Antes siempre mostraba un juego muy directo, pero en ocasiones con criterio y con cabeza. De repente, se ha transformado en un equipo de balonazos en el que casi siempre prima el "pim pam pum" como método.

Desde la portería, sobre todo en la primera parte, David Soria se hinchó a pegar pelotazos arriba con ayuda de sus defensas. El uruguayo Mauro Arambarri y el serbio Nemanja Maksimovic parecían espectadores de un partido de tenis. Jaime Mata y Hugo Duro, atletas de fondo que jugaban al choque y a intentar rebañar algún balón.

La propuesta del cuadro donostiarra tampoco fue mucho mejor. Perdido el fútbol atractivo, Alguacil se encomendó a jugar con tres centrales, incluido el debutante Jon Pacheco, y sin el noruego Martin Odegaard, fuera del once por sus molestias físicas. Contagiado de la brusquedad del Getafe, sólo Mikel Merino parecía poner algo de orden en medio del desbarajuste creado por su rival.

Eso es lo que consiguieron los hombres de Bordalás. Por lo menos, dentro del tedio y el fútbol tosco, anuló a la Real, desesperada buscando su sitio en medio del barullo. Y, uno de los más insistentes, un mal sueño para cualquier rival, fue Marc Cucurella, que fue una moscón incansable que peleaba por todos los balones.

Fruto de esa "pesadez", en una presión sobre Álex Remiro, Cucurella provocó un error en el pase del portero de la Real Sociedad, que cedió muy mal el balón al francés Robin Le Normand. Hugo Duro, que pasaba por allí para robar la pelota, fue objeto de un penalti claro que transformó Jaime Mata.

Salvo una falta envenenada posterior lanzada por Cucurella, no hubo nada más en una primera parte excesivamente física, muy táctica y musculosa que se llevó el Getafe a base de cabezonería pese a su mal juego. Pero aún quedaban 45 minuto y el Getafe había exprimido en exceso su físico. Y lo pagó.

Con menos fondo y una presión más débil, a los diez minutos el belga Adnan Januzaj rompió la defensa granítica de su rival con una asistencia al espacio de Mikel Oyarzabal. Tras la revisión del VAR, el árbitro Adrián Cordero Vega validó el tanto y con el empate, la Real Sociedad cambió su cara.

Al instante, pudo adelantarse con un remate muy claro del sueco Alexander Isak, que erró con un toque defectuoso cuando estaba delante de Soria. El Getafe estaba grogui, se le aparecían los fantasmas de la derrota y Bordalás movió su banquillo para intentar voltear la situación.

Con el nigeriano Peter Etebo y con Jorge Molina sobre el verde, tampoco hubo cambio de tendencia. Alguacil apostó por Portu y continuó con un dominio que quería concretar en victoria. Sin embargo, el Getafe resistió en su peor momento y consiguió llegar a los últimos diez minutos con vida y en igualdad de condiciones.

Entonces apareció la veteranía y la picaresca de Jorge Molina, que convirtió un saque de banda en una asistencia a Jaime Mata. El delantero cerró su buena noche con un túnel a Remiro que dio los tres puntos a su equipo.
El Getafe, en el duelo de los señalados, asomó la cabeza gracias a dos acciones aisladas y sacó petróleo de una situación complicada. Sumó tres puntos y se colocó en la casilla de salida: sólo dos le separan del Sevilla, último equipo que disputaría la Liga de Campeones. La Real, mientras, certificó más su hundimiento.

- Ficha técnica:

2.- Getafe: Soria; Damián, Chema, Etxeita, Olivera; Nyom (Etebo, m.69), Arambarri, Maksimovic, Cucurella (Jason, m. 82); Hugo Duro (Jorge Molina, m. 68) y Jaime Mata (Timor, m. 90).

1.- Real Sociedad: Remiro; Zaldua, Aritz (Nais, m. 89), De Normand, Pacheco (Zubimendi, m. 78), Monreal; Merino, Zubeldia, Oyarzábal, Januzaj (William José, m. 78); e Isak (Portu m. 67).

Goles: 1-0, m. 20: Jaime Mata, de penalti; 1-1, m. 56; Januzaj; 2-1, m. 83: Jaime Mata.

Árbitro: Cordero Vega (Comité Cántabro). Mostró cartulina amarilla a Olivera (m. 11), Hugo Duro (m.13), Chema (m.43), Damián (m. 68), Etebo (m. 79) y Jaime Mata (m.87) por parte del Getafe y a Isak (m. 66), Oyarzabal (m.73) y Mikel Merino (m. 88) por parte de la Real Sociedad.

Incidencias: partido correspondiente a la trigésima segunda jornada de LaLiga Santander disputado a puerta cerrada en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.