Dos años y medio después de su paso por la cárcel, Rúben Semedo vuelve a ser uno de los centrales más cotizados del mercado de fichajes. Con 26 años, el portugués ha encontrado en el Olympiacos un trampolín desde el que relanzar su carrera. Primero metió la cabeza en la selección, en parte gracias a sus buenas actuaciones en la Champions, y ahora puede hacerlo en la Bundesliga. En caso de concretarse el traspaso sería su regreso a la élite tras su exilio en Grecia.

Prisión preventiva para Semedo

En las últimas semanas Schalke 04 y Bayer Leverkusen, a la caza de un defensa, están pujando por su fichaje tras una temporada en la que ha recuperado el nivel que no tuvo en el Villarreal, donde de febrero a julio estuvo entre rejas de manera preventiva tras ser imputado por varios delitos, entre ellos el de homicidio. Durante su estancia en prisión compartió celda con otro preso con tendencias suicidas, según él mismo reveló en una entrevista: "Era aterrador pensar que la persona que tenía al lado podría matarte".

9

La jueza envía a Semedo a prisión

La polémica le acompaña

El pasado enero fue protagonista de otro escándalo al agredir a un recogepelotas de 15 años, pero deportivamente no hay dudas de que ha salido del pozo. "Rúben tuvo problemas, eso es evidente, pero se supo recomponer. Está muy comprometido con el equipo, es un hombre de vestuario y aquí todo el mundo está encantando con él. Está haciendo un gran trabajo", dijo su técnico, Pedro Martins.

Nuevo lío con Semedo: tira a un recogepelotas e inicia una tangana