29 de septiembre de 2020
29.09.2020
Superdeporte

La metamorfosis de Kubo

Emery mima al nipón para que dé pasos que le lleven a ser clave

29.09.2020 | 10:08
El futbolista cedido por el Real Madrid jugó veinte minutos ante el Barça a gran nivel.

Dentro de la odisea que fue el Villarreal en el Camp Nou, el único pellizco de luz, entre tanta oscuridad, procedió desde el banquillo y replanteó todas las teorías tácticas de Unai Emery para dar sentido a un proyecto ambicioso. La apabullante derrota ante el Barça obligó al técnico vasco a dar vueltas a su dibujo, mentalidad, planteamiento y cómo sacarle rendimiento a sus jugadores, ya que se encuentra intentando conocer a su plantilla para determinar de qué forma con capaces de competir brindando sus mejores galas. No en vano, existe un miembro que habita en La Cerámica al que, en el plano futbolístico, le es indiferente el escenario y la circunstancia. La toma de decisiones y las comprobaciones. Por ello, el entrenador de Hondarribia se encuentra en fase de medir sus pasos sin dejar de pulir el diamante de su talento. De aportarle un crecimiento paulatino que explote sus dotes.

Take Kubo, pese al cuarto de hora que disputó el pasado domingo, volvió a enseñar la 'patita' de sus cualidades. Esta vez, ante un rival de envergadura internacional pese al periodo de vaivenes en el que se encuentran inmersos. El nipón la pidió, encaró, distribuyó y reflejó más virulencia ofensiva que en los dos compromisos ligueros anteriores. Todo, acompañado de la técnica que porta de serie. Su juventud, clase y desparpajo despiertan ilusión, emoción e impaciencia por verle con mayores galones, pero Emery, con muchas horas de vuelo a sus espaldas, prefiere tener paciencia. Es sabedor de que, en un futuro, será más fuera de serie de lo que ya es, pero, a sus 19 años, el contexto recomienda introducirle despacio en dinámica competitiva.

Sin saber en qué fase se encuentra, aunque apunte a la recta final, ahora, a Kubo se le pide que sea más valiente. Que decida por sí solo cuando se introduzca en el área. Pero sobre todo, que actúe con cabeza. Emery sabe, mejor que nadie, cómo disparar sus aportaciones. «Pisar área, enfrentar al rival, leer cuándo tiene que dar pausa y cuándo tiene que correr al espacio, asociarse con los de dentro y los de fuera. Los minutos de Take han sido buenos. Tenemos que seguir dando pasos con él para que lo haga de inicio. Le llegará la oportunidad», expresó el técnico en rueda de prensa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.