Pablo Marí, quien en el regreso de la Premier League tras la pandemia el 19 de junio cayó lesionado de gravedad de un tobillo cuando jugaba con el Arsenal contra el Manchester City, reapareció este jueves con el conjunto 'Gunner' en Europa League Debido a esa lesión, cuando apenas se había alcanzado la media hora de encuentro, se perdió lo que restaba de temporada pasada y el principio de esta. Pablo se dañó los ligamentos y parte de la estructura ósea de su articulación y tras varios meses de recuperación (pasó por quirófano con la implantación de varios tornillos que a la postre demoraron un par de semanas su vuelta a los terrenos de juego) ha vuelto a la competición de manera exitosa.

Ya hace quince días que se ejercitaba con el grupo con normalidad y la semana pasada, ante el Molde, el club consensuó con él no exponerle al jugar sobre césped sintético. Sin embargo, tras haber participado en un encuentro de los reserves del conjunto londinense, las sensaciones del futbolista confirmaron que estaba para reaparecer al máximo nivel y así fue. Jugó de titular los 90 minutos marcando el 2-0 en una saque de esquina con un buen remate de cabeza y, aunque no pase de ser una anécdota, lo hizo luciendo el brazalete de capitán en el que apenas era su cuarto partido como cañonero. Tras retirse Mustafi del terreno de juego se decidió que desde el banquillo que él fue quien ejerciese de capitán hasta el final del partido y el equipo dirigido por Arteta completó su pleno de victorias. Su rendimiento, de hecho, le ha llevado a entrar en el once de la jornada de la UEFA Europa League.

El jugador natural de Almussafes, de 26 años, llegó al Arsenal procedente de Flamengo en el mercado invernal y cayó lesionado en el que apenas era su tercer partido como 'Gunner'.