El goteo de lesiones musculares sigue lastrando al Villarreal y tras la ausencia de Juan Foyth y Jaume Costa en el encuentro frente al Huesca -en el que el Villarreal no fue capaz de ganar en el campo del colista-, unida a las de otros jugadores como Gerard, Samu o Mario, el club confirmó ayer que no podrá contar a corto plazo ni con el argentino ni con el valenciano.

Para empezar el defensa argentino se suma a la lista de lesionados de carácter muscular, un asunto como mínimo digno de análisis ya que si bien es cierto que no están siendo dolencias que impliquen largos periodos de convalecencia, prácticamente no hay semana en la que el club no anuncie uno a dos ausencias por problemas de isquios, gemelos o aductores. En el caso de Juan Foyth acabó el partido anterior con unas molestias musculares y tras las pruebas médicas se ha confirmado que sufre una rotura miofascial en el aductor de su pierna izquierda. Otro más. El parte médico como ya es habitual no da plazos de recuperación y hace referencia a la evolución del jugador, pero dos o tres semanitas como mínimo no se las va a quitar nadie, una circunstancia que ya obligó a Unai Emery a variar el sistema en El Alcoraz anter la ausencia de efectivos para su banda derecha, en la que el propio Foyth había jugado días antes como lateral.

Por si eso fuese poco, está la circunstancia añadida del maldito COVID y la influencia directa que puede llegar a tener en el devenir de un equipo en la presente campaña. En este caso el club hizo público que Jaume Costa pese a que el futbolista de momento no ha dado positivo en ningún control PCR. Ahora mismo Jaume y Foyth se unen a los lesionados de larga duración, como son Alberto Moreno y Vicente Iborra, y a las ausencias no tan longevas de Mario Gaspar, Gerard Moreno y Samu Chukwueze, con lo que la lista de lesionados ya es de siete jugadores.