Leo Messi está en el momento de la vida en que vive cambios generacionales en sus equipos, también en la selección argentina. Con jóvenes nombres haciéndose un hueco en el panorama internacional, Leandro Paredes y Rodrigo De Paul son ahora los nuevos socios de Leo en la albiceleste.

El centrocampista argentino del Udinese habló de la relación de los dos futbolistas con el capitán del combinado nacional, en una entrevista en Enganche.

"Messi nos dice que a Paredes y a mí nos odian todos los rivales. Nosotros le respondemos que tenemos que pelear porque no podemos mandarlo a él a eso. Nos reímos mucho", comentaba De Paul. "Messi se puso a disposición como capitán que es. Nosotros somos el eslabón entre los más grandes y los más chicos. A veces nos sentamos y escuchamos experiencias de los más grandes".

A sus 26 años, y en Italia actualmente al aterrizar desde Racing, De Paul confesó el amor que tiene por la selección, en donde es una pieza fundamental ya para Scaloni.

"Para mí la Selección es lo máximo. Siempre fui un enamorado y siempre soñaba con ponerme la camiseta. No te das cuenta lo grande hasta que entras al campo y te vistes con esos colores por primera vez. No te quieres sacar más la camiseta", continuaba diciendo De Paul. "Hoy me considero más un jugador como el de la Selección Argentina que el del Udinese. Asumiendo roles más de cubrir espacios y llegando desde atrás al gol".

Y añadía, en cuanto a su rol en los dos conjuntos: "Acá en Udinese tengo mucha responsabilidad ofensiva y en la Selección Argentina asumo un rol diferente porque tenemos muchos jugadores en la zona de ataque. Me considero un futbolista inteligente que puedo adaptarme a cualquier cosa".