Una entrevista por videollamada a Vegard Forren, jugador del Brann, ha acabado con fuertes críticas al conjunto de Bergen, a quien se le ha tachado de misógino y machista por una frase que aparece en una desafortunada camiseta.

'El fútbol femenino ¿qué es? No es ni fútbol ni es femenino', esas palabras han indignado a la sociedad noruega, que rápidamente llenó de mensajes las redes a raíz de la entrevista realizada en el canal Norwegian TV2. "Probablemente sea una broma inocente, pero no es gracioso. No tiene gracia. Incluso si tenía la intención de ser algo gracioso, no puede colgar eso en las paredes de uno de los clubes más grandes de Noruega. Hay que investigar qué ha pasado. Pensé que habíamos recorrido un largo camino.... Dice un poco sobre las actitudes que aún existen. La igualdad de género no se toma en serio. El hecho de que el Brann no tenga un equipo femenino no mejora las cosas", señaló la jugadora del IL Sandviken Ingrid Ryland.

Uno de los ejecutivos del conjunto noruego aseguró que ya había conseguido que la quitaran de donde estaba y reconoció haber pasado vergüenza por ver lo que tenía el club colgado. "Es increíblemente vergonzoso. Nunca se me había puesto la cara tan roja como cuando vi eso. Pensé, '¿es posible?'", explicó.