La cuarta ola de coronavirus está próxima, pero podría llegar antes de lo previsto a LaLiga. Este miércoles se ha hecho público el positivo de un buen grupo de jugadores del Real Valladolid. El club suspendió el pasado martes el entrenamiento previsto para este miércoles en los Campos Anexos de Zorrilla tras el positivo por Covid del guardameta del equipo, Roberto Jiménez, según informó el club blanquivioleta.

Además del guardameta, otros seis jugadores de la plantilla que comanda Sergio González han dado tambien positivo junto a tres miembros del área técnica. Todos se sometieron a pruebas diagnósticas después del positivo del portero. La plantilla está pendiente de un segundo test en las próximas horas, pero lo cierto es que existe preocupación en el vestuario del Valladolid porque jugadores que han dado negativo tiene claros síntomas que apuntan a Covid.

El cuadro de Zorrilla ha alterado toda la planificación prevista para los próximos días y tiene prohibido abandonar la ciudad hasta nuevo aviso. De confirmarse más positivos se declararía un brote oficial. En cualquier caso, hace cuatro días que el Valladolid disputó su encuentro liguero contra el Sevilla, por lo que ahora la pelota está en el tejado del equipo andaluz. Los servicios médicos hispalenses han recibido la noticia y deberán poner en cuarentena a todos los jugadores que disputaron el partido, ya que estuvieron en contacto directo con alguno de los que posteriormente han dado positivo dos días después. El problema es mayúsculo, ya que varios futbolistas del Sevilla han viajado con sus selecciones.