El FC Barcelona de Joan Laporta se ha puesto a trabajar. El primer fichaje para verano será Eric García, que llegará libre del Manchester City. Después, Koeman tiene como favorito a Memphis Depay para reforzar el ataque, pero ahora ha surgido la opción de André Silva. En favor del holandés, que queda libre el 1 de julio.

El delantero portugués de 25 años está cuajando una temporada sobresaliente en el Eintracht Frankfurt, donde acumula 21 goles en 26 partidos. Los alemanes verían con buenos ojos desprenderse del goleador por una suma cercana a los 40 millones y con ello poder retener al madridista Jovic, cedido en sus filas actualmente.

André Silva estuvo cerca del Valencia en 2018, cuando militaba en el Milan, pero finalmente jugó esta temporada como cedido en el Sevilla, cuajando una aceptable campaña en el Sánchez Pizjuán. Sin embargo, fue el Eintracht quien terminó quedándose con los servicios del atacante, que podría dar todo un salto en su carrera. Sea como fuere, los 40 millones de los que se habla parece una cantidad demasiado alta para la actual economía culé, aunque con Jorge Mendes nunca se sabe. De todas formas, el Atlético es otro de los clubes interesados en André Silva. ¿Se viene batalla?