15 de abril de 2021
15.04.2021
Superdeporte

Bordalás habla sobre su futuro

El técnico azulón se ha mojado sobre su situación y al final de temporada complicado que vive su equipo

15.04.2021 | 12:19
Bordalás habla sobre su futuro

José Bordalás sufre por primera vez desde que llegó al Getafe la presión de mirar de reojo a los puestos de descenso. Acostumbrado a pelear los tres últimos cursos por jugar en Europa, vive una situación inédita en un club que afronta dos partidos consecutivos de máximo nivel ante Real Madrid y Barcelona.

En una entrevista con la Agencia EFE, el entrenador abordó con detalle la actualidad del cuadro azulón, analizó al Real Madrid, alabó la figura de Zinedine Zidane, de quien dijo que es el mejor entrenador que ha tenido el club blanco, aseguró que Take Kubo tiene que madurar físicamente para ser un gran jugador y por primera vez dejó claras sus intenciones en el Getafe: su objetivo es cumplir un contrato que finaliza en junio de 2022.

Desde que llegó al Getafe en 2016, ¿es la primera vez que está realmente preocupado por la situación deportiva del club?

Los entrenadores siempre vivimos en un estado no de preocupación, sino de responsabilidad. Sea cual sea el resultado, se vive el momento. En mi caso, estoy preparado. Sabía que un momento menos bueno de los que hemos vivido iba a llegar. Le llega a los grandes clubes y obviamente al Getafe le iba a venir después de cuatro años de éxito rotundo: el año del ascenso y los tres en el 'top 8' de LaLiga peleando por Europa. Hay que afrontarlo como profesionales que somos, con la responsabilidad que conlleva.

De la pasada temporada se mantienen quince jugadores y se fueron nueve. Aun así, la base del once que se paseó con éxito por Europa, es la misma. ¿Cómo se pasa de pelear entre los diez primeros tres años seguidos a luchar por no bajar?

Forma parte del fútbol. Es verdad que la plantilla era más amplia y este año se ha visto reducida. Salieron jugadores que también eran importantes. Y al no estar en Europa, el club consideró oportuno, que siendo pequeño, no podíamos hacer un gasto como se hizo anteriormente. El equipo lo ha acusado. Es cierto que se han quedado jugadores importantes, pero la salida de nueve es un número considerable si le sumamos la de Cabrera en el mercado invernal. Al final se fueron nombres que aportaban. Pero no es momento de hablar de los que no están y sí de los que están.

¿Qué ausencia de todos los que se fueron el año pasado nota más el Getafe? ¿Puede que Jorge Molina porque era un hombre que abría muy bien espacios, aguantaba muy bien la pelota y creaba buenas opciones de gol?

Sí, Jorge Molina, sin duda, año tras año demostró que era muy importante y nos ayudaba mucho. No sólo en su faceta goleadora. Daba oxígeno, aportaba experiencia y alternativas. Pero no sólo la suya. Antunes en el lateral izquierdo, que era un recambio con Olivera; Jason, era cedido pero era de banda; Kenedy, Hugo Duro, el mismo Cabrera, Etebo... Quizá teníamos más alternativas y lo hemos notado. Pero ahora no es momento de lamentarnos, sino de confiar plenamente en los jugadores que tenemos, que van a ser capaces de sumar los puntos que necesitamos.

Después de Simeone y de Mendilibar es el tercer entrenador que más tiempo acumula en un mismo club en Primera División ¿Tanto tiempo acaba quemando? ¿O todo lo contrario?

Todas las temporadas que pasan son experiencias que uno va adquiriendo en sabiduría. Estar tiempo en un club humilde y pequeño, la dificultad es mayor. Lo normal, entre comillas, es que el Getafe pelee por sumar puntos para salvar la categoría. Hemos sido capaces de estar tres años consecutivos en el 'top 8' de LaLiga, de pelear por Europa e incluso una temporada por la 'Champions'. Eso ha generado unas expectativas y una exigencia muy grande. Salieron jugadores y no llegaron otros que, en principio, deseábamos y que nos hubiesen dado ese salto. No ha podido ser por posibilidades del club y hay que aceptar la situación y afrontar LaLiga con unos objetivos distintos a los anteriores.

¿Puede entender que entrenadores como Zidane, que llevan un tiempo en el mismo club, en un momento dado se vayan porque necesiten un respiro? ¿Desgasta personalmente estar con la presión encima varias temporadas seguidas?

Sí. El entrenador convive con una presión altísima. Es difícil mantener esa presión y esa exigencia que los propios entrenadores tenemos de mejorar. Eso genera exigencia. Todos los equipos quieren mejorar sus temporadas año tras año. Eso conlleva una responsabilidad y un estrés enorme. Convivir con ese estrés no es sencillo. Tenemos que aprender a convivir con ello. Pero es verdad que entiendo que Zidane en un momento dado se tomara un respiro como hicieron otros como Guardiola o Luis Enrique. Son muchos años de manera continuada y el fútbol y el banquillo genera mucho estrés.

Cuando usted acabe su relación con el Getafe, ¿será de tomarse un año sabático o necesitará trabajar enseguida?

No lo sé. Ahora mismo no he pensado en esa posibilidad. Soy un enamorado del fútbol, me gusta el día a día. Cuando tenemos un día de descanso o de vacaciones siempre echo de menos el fútbol. No sé si sería capaz de estar un tiempo sin dirigir, aunque hay momentos que no viene nada mal.

Con 22 goles a favor, junto al Eibar, el Getafe es el club que menos marca. ¿Nota ansiedad en sus hombres de arriba o los ve tranquilos? ¿Qué solución hay?

Sin duda es el lastre que estamos teniendo. Las temporadas anteriores siempre tuvimos una faceta goleadora muy buena con un número de goles importante y habíamos estado entre los mejores en cuanto a goles recibidos. No sólo de LaLiga, de las grandes Ligas. Llegamos a estar en la cuarta plaza comparándonos con la Juve, el Atlético, Barcelona, Bayern... Eso es algo a destacar. Es verdad que este año tenemos un déficit muy grande y lo estamos acusando. Se refleja en los puntos. Para ganar hay que marcar. Tenemos ese déficit no por no generar, por falta de acierto. Creamos situaciones para tener un número de goles mayor.

¿Le llega el Real Madrid en el peor momento posible o el cansancio de la Liga de Campeones atenuará el peligro?

No. El Real Madrid está acostumbrado a jugar varias competiciones. Un jugador del Real Madrid sabe su responsabilidad cuando llega y tiene unos hábitos y un nivel de exigencia grande. Además, en estos momentos ellos se juegan LaLiga y lo hace complicado. El favorito es el Real Madrid.

Ramos, Nacho, Casemiro, Lucas Vázquez son baja segura. Carvajal, Varane, Hazard, son duda. ¿Cuál de estas ausencias cree que es más importante para el Real Madrid?

Todas las bajas son importantes para los entrenadores. No queremos tenerlas. El Real Madrid pelea por el torneo jugando partidos con futbolistas del filial porque no tenían efectivos suficientes para hacer un once. Eso tiene un mérito enorme por parte de Zidane. Tienen un elemento diferente y siempre es complicado. No puedo decir qué baja es importante.

Si cuando el Real Madrid pegó el bajón le dicen que va a pelear por la Liga de Campeones y por el título, ¿se lo habría creído?

Si soy sincero, por supuesto que sí. El Real Madrid nos tiene acostumbrados a gestas increíbles. Si hay un equipo capaz de recuperarse y de sorprender año tras año es el Real Madrid. Es el único capaz de ganar tres Ligas de Campeones seguidas en la historia de la competición y no sabemos si eso se podrá repetir. Incluso equipos de un nivel altísimo que parecían imbatibles no han podido, como el Bayern este curso. Ganó la 'Champions' y pensaban que iba a afianzarse y ganar varias seguidas. Eso da una muestra de lo difícil que es y solo el Real Madrid ha sido capaz de hacerlo.

La clave del éxito del Real Madrid puede ser la continuidad de la base: Ramos, Varane, Casemiro, Modric, Kroos, Benzema...

Sí, sin duda son de primer nivel y lo demuestran. No tengo ninguna duda. No hay que olvidar la figura de su entrenador, que es el mejor entrenador que ha tenido el Real Madrid.

¿Tiene especial gusto deportivo o atracción futbolística por algún jugador del Real Madrid que a su gusto esté por encima del resto?

Benzema, siempre he tenido una debilidad personal. Es de un nivel increíble y para mí es una estrella, sin duda. Pero no puedo hablar sólo de Benzema, tienen jugadores de un gran nivel como Modric, Kroos, sin olvidar a Ramos, que si no es el mejor central del mundo, es de los mejores. Lo ha demostrado durante muchos años.

Uno de sus jugadores ahora lo entrena usted. Me gustaría profundizar un poco en Kubo. De 14 partidos posibles ha sido titular en 6. Algo parecido le pasó con Emery en el Villarreal y también en el Mallorca, que fue titular en 23 de 35 partidos ¿Qué le falta para dar ese pequeño salto y hacerse indiscutible?

Take es un magnífico chaval, profesional y magnífico jugador. Es verdad que es un poco joven y necesita madurar, sobre todo a nivel físico. Él lo sabe, está trabajando y si da ese paso a nivel físico tiene talento suficiente para ser un grandísimo jugador. Es lo único que creo que le falta. Trabajar muy duro a nivel físico para manejarse bien en el fútbol actual en el que todos sabemos que se juega a una gran velocidad y hay mucho contacto. Él tiene que hacerse muy resistente en ese aspecto. Técnicamente tiene calidad suficiente para ser ese magnífico jugador en el que el Real Madrid tiene muchas esperanzas.

¿Los medios a veces somos excesivamente ansiosos por querer ver en el campo a un chaval de 19 años?

Sí, sin duda. Creo que es así. Todo tiene un periodo para llegar a ser ese jugador. Quizá, la responsabilidad en el club en el que estás hace que las expectativas estén por encima de la realidad muchas veces y se caiga en esa decepción que no es tal. Se ha podido comprobar con muchísimos jugadores que han necesitado ese periodo y sólo los entrenadores que estamos en el día a día con ellos sabemos lo que necesitan y los minutos que necesitan para que esa madurez llegue en el mejor momento.

¿Espera que ante un equipo como el Real Madrid, que ya sabe que acapara millones de focos, vuelva otra vez la teoría de que su equipo es duro, que juega al límite y esas cosas que tanto dicen y le molestan?

Ya uno está acostumbrado. Hay una corriente que creo que va desapareciendo. Es algo recurrente, pero al final, de lo que estamos orgullosos es que para una inmensa mayoría hayamos sido un referente y un ejemplo. No me molesta ni nos preocupa. Cada uno intenta hacerlo lo mejor posible dentro de sus capacidades. El Getafe es honesto, honrado y siempre afronta los partidos para ganarlos. Me quedo con adjetivos que se decían hace tres temporadas con una intención despectiva: que éramos un equipo muy agresivo y muy intenso. Sin embargo, ahora esa intensidad y esa agresividad es un elogio para muchos equipos. Muchas veces se critica cuando no la ponen en práctica. Forma parte de la alta competición. No estamos preocupados ni nos molesta lo más mínimo que se pongan esos adjetivos, porque los entiendo como un elogio.

Sé que siempre mira partido a partido, que habla poco o nada del futuro... Acaba contrato en junio de 2022. ¿Cree que va a cumplirlo? ¿Le queda cuerda para rato en el Getafe?

Los entrenadores no sabemos qué nos depara el futuro inmediato. Hay que vivir el día a día. Ahora todas mis energías están centradas en el próximo partido y en intentar sumar los puntos para lograr la permanencia. No pienso más allá de esta temporada, de las semanas que quedan, de lo que tenemos en juego, de lo importante del tramo final. Estamos cansados de ver entrenadores que tienen contrato y que, por diferentes motivos, no pueden continuar o sí lo hacen. Mi objetivo es continuar y cumplir mi contrato con el Getafe. Pero esto es fútbol y todos sabemos que los entrenadores vivimos de los resultados. En el fútbol siempre hay una memoria selectiva y al final el pasado es pasado, siempre se lo digo a los jugadores. Hay que centrarse en lo inminente y en lo que vivimos ahora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.