La UEFA ya ha decidido la sanción que aplicará a esos clubes que sigan insistiendo en la creación de la fallida Superliga. El máximo estamento europeo, con Alexander Ceferin a la cabeza, según informa ESPN, ha acordado que todos aquellos que sigan vinculados o insistiendo en el proyecto serán suspendidos durante dos años de las competiciones europeas que la UEFA organiza, tanto Champions League como Europa League.

Las mismas informaciones apuntan que el estamento se ha esforzado por hablar con los 12 clubes creadores de la nueva competición durante estos últimos días, para conseguir su compromiso y acordar sanciones menores. Por ahora, ya habría llegado a acuerdos con Arsenal, Atlético de Madrid, Chelsea, Liverpool, Manchester City, Manchester United y Tottenham Hotspur.

Los restantes, como son FC Barcelona, Real Madrid, Juventus, AC Milán o Inter de Milán son los que insisten en seguir vinculados al proyecto de la Superliga y sobre los que recorrerían las sanciones que la UEFA ha acordado. Con el último, la UEFA estuvo cerca de llegar a un acuerdo, aunque finalmente no se cerró.

Ceferin, muy contrario y crítico desde el primer momento con la Superliga, se agarra al artículo 51 de los estatutos de la UEFA, en el que se dice que no se permite crear “combinaciones ni alianzas” entre “clubes afiliados, directa o indirectamente, a diferentes federaciones miembro de la UEFA pueden formarse sin el permiso de la UEFA".