El cambio climático nos afecta a todos y frenar sus consecuencias exige el trabajo conjunto de personas, industrias, organizaciones y administraciones públicas. El fútbol no vive ajeno a esta realidad y, por ello, desde distintos ámbitos han surgido iniciativas para mitigar su impacto ambiental y ser cada vez más sostenibles.

En esta dirección, una de las últimas acciones es la anunciada por Iberdrola y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para impulsar la primera Ciudad de Fútbol Sostenible en las instalaciones de concentración de las selecciones españolas de fútbol en Las Rozas, Madrid.

El convenio alcanzado por ambas entidades permitirá instalar un sistema de autoconsumo integrado por 110 paneles solares fotovoltaicos en cubiertas y marquesinas. La producción de esta instalación, con la que se iluminarán los partidos de las distintas selecciones de fútbol con energía renovable, equivale al consumo anual de 30 hogares y evitará la emisión de 22 tCO2/año.

Fomento de la movilidad sostenible

Asimismo, se equiparán las instalaciones con 20 puntos de recarga para vehículos eléctricos. Cualquier usuario de esta categoría de vehículos que acuda a las instalaciones podrá hacer uso de ellos con la garantía de utilizar energía 100% verde, proveniente de fuentes de generación limpia. Los puntos de recarga eléctrica estarán disponibles en la aplicación móvil "Recarga Pública Iberdrola", la única que incorpora información verificada de todos los cargadores de vehículos eléctricos operativos en España y con la que se puede gestionar la geolocalización del cargador, reservarlo y pagar la recarga desde el móvil.

"Para la Real Federación Española de Fútbol es una gran satisfacción poder presentar este acuerdo para la Ciudad de Fútbol Sostenible Iberdrola. En estas instalaciones, que son la casa de todo el fútbol español en la Ciudad de Fútbol de Las Rozas, vamos a poder ampliar nuestro compromiso con los objetivos de desarrollo sostenible, los famosos ODS, en los que está trabajando toda la sociedad a nivel mundial para el próximo 2030", explica Rubén Rivera, director de Marketing de la REEF.

La Selección "juega limpio"

Este nuevo acuerdo amplía el suscrito por Iberdrola y la RFEF con motivo del Mundial de Fútbol Femenino de Francia, en 2019. El patrocinador de la selección, Iberdrola, se comprometió entonces a compensar el CO2 emitido por la Selección de Fútbol Femenino con energía verde. Con esta iniciativa, España se convertía en el primer país con una selección nacional que compensaba la huella de carbono de sus jugadoras.

Para el cálculo de las emisiones, Iberdrola tenía en cuenta los desplazamientos tanto aéreos como en autobús de las futbolistas y sus acompañantes, así como las emisiones derivadas de la alimentación y alojamiento. En total, unas 30 toneladas de CO2 durante los partidos de la fase de grupos a compensar con un equivalente en energía verde de 132.000 Kw/h.

"En Iberdrola apostamos desde hace años por promover el deporte practicado por mujeres con la convicción de que, a través nuestras actuaciones, luchamos por la igualdad de oportunidades. Pero con alianzas como esta vamos más allá, ampliando la capacidad de transformación de nuestras actividades sostenibles al ámbito del deporte. Hacer de la Ciudad del Fútbol la primera ciudad deportiva sostenible nos permite demostrar el extraordinario impacto de un modelo energético que, como el deporte, juega limpio, es competitivo y sostenible y ofrece oportunidades de forma inclusiva para todos", explica Juan Luis Aguirrezabal, Director de Publicidad, Marca y Patrocinios Globales de Iberdrola.