El delantero del Villarreal Gerard Moreno dijo, tras proclamarse campeón de la Europa League, que llegó a pensar que tenía que lanzar el duodécimo lanzamiento de una "interminable" tanda de penaltis.

El Villarreal se hizo con el título ante el Manchester United al transformar los once lanzamientos de los que dispuso mientras que el argentino Gero Rulli detuvo el último el equipo ingles al también guardameta del equipo rival, el español David De Gea.

"Es sin duda el mejor año de mi carrera, tanto individual como colectivo, Es un sueño conseguir esto. Estamos en una nube y ahora que lo disfrute la gente de Vila-real", dijo el atacante, que ha marcado siete goles en la presente edición de la Europa League. "Ahora toca celebrarlo a lo grande porque es muy difícil logra lo que acabamos de hacer".

"Es un sueño cumplido. Nos acordamos de tood lo que hemos trabajado para lograr esto. Se lo merece todo el pueblo, el presidente, el vicepresidente. Hemos hecho historia a lo grande", explicó. Además recordó su celebración en el gol, haciendo el gesto de la vacuna y de lavarse las manos, algo que acordó en La Resistencia con David Broncano. "Estaba en deuda con ellos, me lo pasé genial allí y cumplí mi promesa".