El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, ha acudido este lunes a un juicio señalado en la ciudad de la justicia de València como acusado de un presunto delito de lesiones, aunque antes de entrar en la sala ha reiterado su inocencia y ha recordado que se demostrará que "siempre" ha actuado bien.

Rubiales ha atendido brevemente a los medios de comunicación pasadas las 11:30 horas antes de arrancar el juicio en el que está acusado de una presunta agresión hace varios años a una arquitecta en la plaza del ayuntamiento de València, según han informado a EFE fuentes conocedoras del caso.

Sin embargo, el presidente de la RFEF ha recordado que en dos causas anteriores con esta misma denunciante ya se demostró que "mentía" y ha recalcado que volverá a ocurrir lo mismo en este tercer episodio en los juzgados.

"Son cuatro años con diferentes causas. En una empresa de arquitectos me acusaba de no haberle pagado una reforma y se demostró que mentía. En otro de los juicios, que también gané, se demostró que ellos mentían y que yo en ningún caso traté de sacar dinero de AFE cuando era presidente", ha indicado.

"Quedan dos causas más, una en la que espero seguir demostrando que siempre he actuado bien y otra en la que esta pareja o esta empresa o esta señora tendrá que rendir cuentas ante la Justicia por esta manera de actuar", ha agregado el presidente de la RFEF. Rubiales ha admitido que "no es agradable" estar en un juicio pero ha insistido en que está "muy tranquilo".

"Es muy importante que sepáis que ellos están bastante acostumbrados a venir a los juzgados, tienen decenas de querellas puestas en València. Me ha tocado a mí ser la persona más conocida pero confío en la Justicia", ha dicho.