Día 1 del Real Madrid sin Sergio Ramos. El capitán se despidió este jueves de la entidad tras 16 años y ya busca nuevo equipo. No será el Sevilla FC, tal y como confirmó Monchi; y ahora se debate principalmente entre el PSG o varias ofertas pendientes que llegan desde la Premier League.

En Valdebebas se acabó el 'Caso Ramos' y ahora toca hacer balance. El club no entró en el órdago propuesto por el futbolista y Florentino Pérez terminó ganando el pulso. Ramos quería dos años, le propusieron uno... no había acuerdo. También influía el sueldo, aunque según el propio defensa el dinero no era un problema. Finalmente Ramos decidió aceptar y entonces Florentino le comunicó que ya no había oferta de renovación, que había "caducado". Ramos no debió enterarse del límite propuesto por el club, aunque incluso se llegó a filtrar meses antes en la prensa.

Ya es agua pasada, pero en el Real Madrid se han ahorrado un buen pellizco por la no continuidad de Ramos. Si Ramos hubiera contestado en un plazo "razonable" para la entidad ahora seguiría siendo el capitán del equipo blanco. Él se negó en un principio a aceptar la rebaja salarial del 10 por ciento, si bien al final sucumbió, ya demasiado tarde...

Publica el diario El Confidencial que sin Ramos, el Real Madrid se ha ahorrado un total de 21 millones de euros y eso ya con la rebaja que se le habría hecho al sevillano en su contrato. La crisis del COVID afectó a la entidad merengue como al resto de clubes y entonces no estuvo en condiciones de negociar una renovación al alza con su capitán.

Y en todo este contexto, Florentino necesitaba reducir costes, más allá de por la pandemia o las pérdidas. Si deseaba fichar a algún 'crack' mundial para reforzar la plantilla tras la salida de Zidane; confeccionar un nuevo proyecto ilusionante en el Bernabéu, tocaba hacer recortes...