Luke Shaw fue una de las estrellas de la Eurocopa con la selección de Inglaterra que se clasificó para la final, quedando en el segundo puesto contra Italia en la tanda de penaltis.

El carrilero del Manchester United resultó ser esencial en el equipo de Gareth Southgate, aunque comenzó jugando de suplente en el partido contra Croacia. Sin embargo, pudo demostrar su talento y progresión a lo largo del campeonato haciéndose con el control de la banda izquierda.

Shaw disputó los tres últimos partidos de la Eurocopa con varias costillas rotas tras lesionarse durante el duelo de octavos de final contra Alemania. Por parte, tuvo que jugar con un intenso dolor y graves molestias en los cuartos contra Ucrania, en semifinales ante Dinamarca y contra Italia en la gran final.

Te puede interesar:

El Manchester United está pendiente de la evolución del jugador, aunque evidentemente existe preocupación por el estado físico del defensor. Mientras tanto, el futbolista disfruta de sus vacaciones en Grecia junto a varios compañeros de la selección inglesa como Mason Mount o Declan Rice.

Shaw tiene pendiente la realización de las pertinentes pruebas médicas cuando su periodo vacacional finalice y se incorpore a la pretemporada de los red devils. Todavía queda por saber si podrá estrenarse en el primer partido de la Premier League.