Ryan Giggs ha acudido este viernes a declarar al Manchester Crown Court, los juzgados de la ciudad inglesa, tras haber sido acusado de agresión y comportamiento coercitivo hacia a su expareja, Kate Greville, de 36 años, y agresión a la hermana menor de esta, Emma Greville. Giggs se ha declarado inocente de ambos cargos e irá a juicio en la corte de Manchester el próximo 24 de enero de 2022, tal y como apunta el 'Daily Mail'.

El exjugador internacional ha negado los hechos ante el Tribunal, que tenía en su poder escuchas con contenido compatible con que Giggs hubiera pateado a su mujer en la espalda y la arrojaba desnuda fuera de la habitación del hotel Stafford en Londres. Además, Kate Greville también le ha acusado de comportamiento coercitivo por controlarla a través de las redes sociales, amenazarla mediante correos electrónicos, tirarle sus pertenencias y acosarla por la calle.

También ha negado los cargos por agresión a Emma Greville, hermana menor de su expareja, quien le denunció el 1 de noviembre del pasado año por golpearla en su domicilio de Worsley Greater. Es la segunda vez que Ryan Giggs se declara inocente, después de que el pasado mes de abril fuera puesto en libertad bajo fianza, con orden de no poder comunicarse con Kate o Emma ni ir a ninguna localización en la que ellas se encuentren.

El futuro del exfutbolista se decidirá el próximo 24 de enero de 2022, día en el que irá a juicio en el proceso penal en el Manchester Crown Court. Antes, el 8 de octubre y en el mismo tribunal, tendrá lugar una tercera audiencia.