Ni Kane, ni Jack Grealish, el inglés de moda vuelve a ser Wayne Rooney. El técnico del Derby County, uno de los futbolistas británicos más importantes de la historia, sigue cosechando polémicas. Lo último, ser cazado besándose con una joven en una fiesta y posteriormente quedarse dormido en la habitación de un hotel junto a un grupo de chicas que no dudaron en fotografiarle a la vez que se burlaban mientras dormía la mona.

Así es como Rooney parecía querer celebrar la derrota de los suyos en el amistoso de pretemporada frente al Salford. Tal y como informa The Sun, el conocido técnico estuvo de fiesta hasta altas de la madrugada, pero la policía considera que el inglés habría sido víctima de una trampa.

Tal y como informa The Sun, Rooney estuvo de fiesta hasta altas de la madrugada, pero la policía considera que el inglés habría sido víctima de una trampa. Eso sí, de momento no hay más detalles que respalden esta versión, aunque la policía se encuentra investigando el caso.