Lo de Pedri no hay por donde cogerlo. El jugador llegó a la disciplina blaugrana en 2019 procedente de Las Palmas, y tras una cesión de un año al conjunto canario, llegó a Barcelona como promesa de futuro. Desde su llegada, su porvenir fue una incógnita, ya que en un principio partía como suplente y el Barça no veía claro su sitio en la plantilla. Pero Pedri se fue adaptando, y de que manera lo hizo, que pasó a ser titular indiscutible en el primer equipo y ya es un fijo en la Selección Española de Luís Enrique.

Ahora se encuentra en los Juegos Olímpicos con el combinado nacional, y sigue en su marcha. El centrocampista ha roto un nuevo récord, y es que el joven talento ha igualado a Bruno Fernández como el futbolista que más partidos ha disputado en una temporada. ¡Hasta 72 han sido! Una cifra que hasta ahora solo el portugués había conseguido llegar, y tras el pase a la final de los JJOO de España, Pedri disputará otro nuevo partido que lo elevará a los 73 y pondrá una nueva marca.

Para llegar a esta cifra ha tenido que disputar 52 partidos con el FC Barcelona: 37 de ellos ligueros, 6 de Copa del Rey, 2 de la Supercopa de España y 7 de Champions League; y 20 con el combinado nacional español: 6 en la Eurocopa, donde España alcanzó las semifinales, y el chaval lo disputó todo a excepción de un minuto de la prórroga ante Suiza, 4 partidos clasificatorios para la Eurocopa sub-21, 3 de clasificación para el próximo Mundial de Qatar, 1 amistoso internacional previo a los Juegos Olímpicos y los 5 que lleva hasta el momento en la olimpiadas, que con la final del próximo sábado será uno más y decisivo para destronar al mediocentro del Manchester United.

Te puede interesar:

No es algo fácil

Hablar de un récord así son palabras mayores. La calidad de Pedri es incuestionable y su presencia en el campo no está al alcance de cualquiera. Pero lo que realmente da más valor a este logro es su posición de mediocentro, que en comparación con otras demarcaciones suma muchos más kilómetros, y el desgaste partido tras partido es mucho mayor. De los 72 partidos que ha disputado, ha estado presente en el verde los 90 minutos en la gran mayoría, y en algunos de ellos incluso ha tenido que ir más allá con la prórroga, como en la Eurocopa con Suiza e Italia, en Copa con el Granada o ahora en los Juegos Olímpicos con Costa de Marfil.