Ferran Torres tenía claro que quería estar contra Francia, pues no jugar significaría no participar en su primera final con la Selección española. Hay que recordar que en las semifinales de la UEFA Nations League el español se tuvo que retirar del partido por lesión y que el día anterior al encuentro no entrenó. Pues a pesar de esto, el de Foios apretó y llegó a la final. El atacante salió desde el primer minuto y partía como el máximo peligro para la defensa francesa a pesar de que se temía que el exvalencianista no estuviera a tope.

Pues aunque en algunos centros le faltó precisión, Ferran estuvo bastante participativo y sin muestras de dolor, lo que significaba que el atacante estaba totalmente recuperado de sus molestias. Quien sí tuvo problemas fue Theo, que estuvo cerca del valenciano todo el rato, pero que no pudo con él.

Ferran fijo en banda lo intentaba tanto por fuera como por dentro, llegando a parecer delantero por momentos, cosa que destrozó al lateral francés que no sabía por dónde podía tirar el extremo. Bien es cierto que en la primera parte el valenciano no estuvo preciso en algunos centros, pero la única ocasión que tuvo la Selección fue un tiro de Sarabia con un gran pase del jugador del Manchester City.

Y pese a que no hubo muchas ocasiones de peligro, el exvalencianista puso la intensidad para asustar a los franceses y demostrarles que este equipo iba enserio a por el partido. Durante la primera mitad el español no se atrevió a disparar, cosa que podría haber hecho, puesto que la mitad de veces que encaraba a Theo acababa delante de la frontal del área.

La segunda parte fue algo distinta para Ferran. Tras haber explotado su banda en los primeros 45 minutos, La Roja optó por atacar por la otra banda. De hecho, el gol de Oyarzabal llegó desde la izquierda. Tras el tanto de Benzema la Selección volvió al plan inicial y Ferran volvió a ser un peligro para Francia.

La Selección confío en Ferran, pero a diferencia de la primera mitad, en los minutos finales la defensa francesa sí estuvo acertada y no dejo casi opciones a la delantera española.