Minutos de tensión se han vivido en el Newcastle – Tottenham al final de la primera parte del partido jugador en St. James’ Park. El árbitro tuvo que detener el partido después de ser avisado por Sergio Reguilón de que había un problema médico grave en la grada

Era el minuto 40 y casi el descanso cuando el futbolista español del Tottenham se percató de lo que estaba sucediendo. En ese momento el colegiado rápidamente detuvo el partido para que las asistencias accedieran en la grada para asistirlo.

Instantes más tarde las cámaras de la retransmisión captaron como el médico acudía a atender esta urgencia médica, después los jugadores se marcharon al túnel de vestuarios momentáneamente. Finalmente todo se quedó en un susto, el partido se reanudó y el aficionado fue trasladado al hospital.