El Sevilla no pudo arrojar luz a su futuro en la fase de grupos de la Liga de Campeones 2021-2022 después de no pasar del empate sin goles este miércoles en su visita al Lille, el tercero que suma y que le aleja del primer puesto del Grupo G.

Tres partidos en la Champions y tres empates, con sólo dos goles marcados, aunque también sólo dos encajados. Tres marcadores que no hacen peligrar de momento el pase a los octavos de final, pero el triunfo del Salzburgo ante el Wolfsburgo despega al conjunto austriaco en la primera plaza con siete puntos.

No fue un encuentro excesivamente brillante. El Lille demostró que está lejos del equipo que sorprendió con el título de la Ligue 1 la pasada temporada y el Sevilla no pudo dar en la segunda parte continuidad a una sólida primera donde gozó de sus mejores ocasiones.

El conjunto hispalense tardó una decena de minutos en zafarse del dominio inicial de los locales, pero a partir de ahí fue casi siempre el que mandó en un choque igualado. Lopetegui no pudo contar finalmente con Koundé y 'blindó' aún más el mediocampo con Fernando y Delaney, acompañados por Óliver Torres, en un intento de controlar el poderío ofensivo del campeón francés que tanto había elogiado en la previa.

El equipo andaluz fue mejor en el balance general de los primeros 45 minutos, donde las dos mejores ocasiones de los primeros 45 minutos llegaron por dos errores individuales. Primero, del guardameta Grbic, que le entregó la pelota inocentemente a Rafa Mir. El delantero salvó al portero, pero su remate lo sacó bajo palos Djaló en una jugada que podría haber cambiado el partido.

Poco después, el que no estuvo fino en su entrega fue Acuña. El argentino no encontró a Delaney y la pelota fue para el poderoso Renato Sanches. El centrocampista portugués se plantó ante Bono, pero el marroquí le ganó con firmeza en el mano y detuvo con su pecho el disparo.

No pudo hacer mucho más en ataque el Lille, pese a los esfuerzos del veterano Burak Yilmaz, mientras que el Sevilla sí fue capaz de amenazar mucho más, impulsado por un Suso que fue su mejor hombre en el primer acto, amenazando con disparos o con afilados envíos como el que no pudo conectar por poco Diego Carlos al inicio del choque o el que no pudo cabecear correctamente Ocampos a escasos metros de la portería en el tramo final. El argentino también lo intento con un disparo cruzado que sacó Grbic.

El Sevilla no inquieta

Tras el descanso, el conjunto de Julen Lopetegui siguió mandando, pero no pudo desarmar el orden defensivo de los locales, que preferían apostar por las rápidas transiciones provocadas por que rival mucho más errático en su juego.

El técnico guipuzcoano intentó variar el rumbo del partido con cambios, alguno obligado como la entrada de Joan Jordán por el lesionado Rekic, que provocó que Fernando se colocase como central, o del Augustinsson por un Acuña aún 'tocado'. El 'Papu' Gómez y Lamela también ingresaron para mejorar la ofensiva y Rakitic para no perder empaque en la zona ancha tras el desplazamiento de Fernando.

Sin embargo, el tramo final fue dejando un partido que se iba rompiendo poco a poco y se iban generando más espacios. Al Lille le funcionaron sus cambios y quiso apretar entonces un poco más a un Sevilla que tampoco arriesgó en exceso y que pareció ya dar por bueno un punto que ahora debe hacer valer en la visita al Ramón Sánchez-Pizjuán del equipo francés.

Ficha técnica

0- Lille: Grbic; Zeki Çelik, Tiago Djaló, Fonte, Reinildo; David (Weah, min.82), Onana (Xeka, min.71), André, Bamba; Renato Sanches (Xeka, min.71) y Burak Yilmaz.

0- Sevilla: Bono; Navas, Diego Carlos, Rekik (Joan Jordán, min.57), Acuña (Augustinsson, min.65); Óliver Torres ('Papu' Gómez, min.65), Fernando, Delaney; Suso (Rakitic, min.74), Rafa Mir y Ocampos (Lamela, min.74).

Árbitro: Michael Oliver (ENG). Amonestó a Çelik (min.59), Ikoné (min.77), André (min.88) y Yilmaz (min.92), por el Lille, y a Lamela (min.87), por el Sevilla.

Estadio: Pierre Mauroy.