El partido entre Real Madrid y Osasuna terminó con tensión y polémica. Los blancos reclamaron un penalti sobre Vinicius y se quejaron por el poco tiempo añadido al final del encuentro.

El colegiado riojano no tuvo una noche plácida, después del encuentro, Dani Carvajal mostró su sorpresa y su indignación por el poco tiempo añadido que se le dio al partido, pero no fue el único. Sobre el césped, el 'clan' de los brasileños formado por ViniciusMilitao y Roydrgo se fue directamente a por Soto Grado para pedirle explicaciones. 

Entre los cuatro protagonistas se produjo una conversación de lo más extraña ya que las excusas ofrecidas por el colegiados han dejado con la boca abierta a más de uno. "Habéis tenido 90 minutos así que ahora no me vengáis protestando", fueron las contundentes palabras del colegiado tras el pitido final.