Fichado como expreso deseo de Ronald Koeman, Luuk de Jong tiene las horas contadas en Can Barça. El club está buscando la manera de cortar con el acuerdo de cesión por una temporada que firmaron en verano con el Sevilla, club que tiene sus derechos deportivos.

El Barça quiere deshacerse pues no entra en los planes de Xavi Hernández para el resto de temporada. El club le busca una solución que bien podría ser una nueva cesión a un tercer equipo.

Desde que arrancó la temporada, el rendimiento del jugador en el Barça no ha sido bueno y la salida del entrenador neerlandés deja al atacante en una situación aún más crítica. El internacional no cuenta tras el despido de Koeman y el club quiere desprender su ficha para traer a un delantero goleador en enero. Esta situación supone un problema para el Sevilla FC.

Luuk de Jong pasa con más pena que gloria por el Barcelona pues durante estos meses que lleva en la Ciudad Condal ha marcado un solo gol en los siete partidos que ha disputado. En ninguno ha jugado los 90 minutos completos sino que ha entrado en la segundas partes o ha sido sustituido durante el transcurso de los partidos en los que sí ha sido titular.