El FC Barcelona sigue trabajando en la operación Ferran Torres. Quiere firmar al jugador pero también es consciente de su situación financiera y no pueden tirar la casa por la ventana. Joan Laporta tiene claro que solo abordará el fichaje del jugador valenciano si las condiciones económicas son óptimas. Se cuenta con el OK del futbolista para apretar al Manchester City y facilitar así su salida en el mercado de invierno.

Todas las cartas, tal y como avanza el diario SPORT, están encima de la mesa y ya se habla de cifras. Ferran es el elegido por Xavi y por el Barça para reforzar el ataque y se habla de preacuerdo con el jugador, aunque ahora queda por concretar una cifra de traspaso que contente al Manchester City. En este sentido, el club blaugrana se ha fijado un tope: 40 millones es el máximo que dinero que quiere pagar el Barça por el exjugador del Valencia CF.

El atacante internacional gusta mucho por su polivalencia ofensiva y por su juventud, pero en el club blaugrana tienen claro que su tasación no puede superar los 40 millones de euros, una cifra que sí sería asumible si se abona a partir del próximo verano. El Barça ha sondeado ya su incorporación y las diferencias económicas son grandes, pero en el Camp Nou cuentan con el OK del futbolista para regresar a la Liga y esa baza podría acercar el acuerdo aunque hoy por hoy las cosas están muy complicadas.

Las relaciones entre Manchester City y Barça son buenas y, por ello, el club blaugrana ha ido manteniendo varios contactos para valorar la posibilidad de hacer algunas operaciones. El Barça contactó con el entorno del futbolista y la predisposición para firmar es total. A Ferran Torres le encantaría jugar en el Barça y hará todo lo posible para que la operación llegue a buen puerto, pero su llegada en enero es casi inviable y para el próximo verano solo se contemplaría en el caso de que el precio no fuese excesivo. El City fichó a Ferran Torres por 25 millones de euros, más 12 en objetivos, muchos de los cuáles aún no se han cumplido. El club blaugrana estima que el precio de mercado del futbolista sería de unos 40 millones de euros y no quiere pasar de ahí.

Para poder firmarlo de cara al mercado en enero solo sería posible si el fichaje se hiciera con pago aplazado. El Barça no dispone de límite para pagar traspasos en estos momentos, pero sí que tendrá margen en el próximo ejercicio. Deportivamente, el City podría abirle la puerta a Ferran Torres, pero está pidiendo un traspaso superior a los 60 millones de euros, una cifra que el Barça no quiere llegar ni por asomo. Ferran Torres es titular en la selección española, pero en el club blaugrana no creen que su cotización sea esa en estos momentos. Los contactos van a seguir, ayudados por la determinación del futbolista y su entorno para que todo llegue a buen puerto.

Así fue su debut con el Valencia CF