La situación de Rafa Benítez se ha complicado mucho en el Everton tras perder 1-4 en el derbi de Merseyside ante el Liverpool. Los 'Toffees' no logran una victoria desde el 25 de septiembre ante el Norwich y encadenan en Premier League ya ocho partidos sin ganar, lo que les ha llevado a la zona baja de la tabla con apenas cinco puntos de ventaja sobre el descenso.

En la dolorosa última derrota del equipo frente al rival ciudadano, cosechada con rotundidad, las cámaras no dejaron de enfocar al técnico exvalencianista a la vez que buena parte de los aficionados del Liverpool desplazados hasta el campo del Everton no paraban de corear el nombre del técnico que les hizo campeones de Europa, como muestra de cariño hacia él y de sorna hacia su club oponente.

Tras el partido disputado este miércoles todo hizo pensar en un desenlace que podía acabar en destitución inmediata, pero pasan las horas y Benítez sigue al frente del Everton, lo que lleva a pensar que el técnico español al menos de momento no será destituido. De hecho Farhad Moshiri, propietario del club, ha confirmado en talkSPORT que la intención es que el técnico español siga al frente del equipo.

El Everton recibe en la próxima jornada al Arsenal, y rendirá visita después a Crystal Palace y Chelsea por ese orden tras encadenar una nefasta racha de resultados que ha llegado, paradójicamente, después de un gran comienzo la que el equipo en la jornada 4 era colíder de la Premier League tras lograr 10 puntos de 12 posibles en las primeras cuatro jornadas de liga, es decir, tres victorias y un empate.