Los capitanes del Barça, a excepción del lesionado Sergi Roberto, no solo han mantenido el protagonismo y la jerarquía desde la llegada al banquillo azulgrana de Xavi Hernández, sino que incluso la han fortificado. Los tres primeros partidos del egarense han sido suficientes para comprobar que Sergio Busquets, Gerard Piqué y Jordi Alba -primer, segundo y cuarto capitán- son piezas clave en su esquema, futbolistas con los que ha compartido vestuario y que tiran del carro a petición del propio Xavi.

Los tres han sido titulares frente a Espanyol, Benfica y Villarreal, aunque solo Piqué ha sumado los 270 minutos en juego. Busquets tuvo que salir antes de hora por unas molestias físicas en el derbi y lo mismo le ocurrió a Alba en el Estadio de La Cerámica. No hubo, por tanto, decisión técnica. Xavi ya lo dejó muy claro desde el día de su presentación. Les necesita y cuenta con ellos.

Los capitanes del Barcelona

Sergio Busquets es indispensable para Xavi Hernández porque el técnico sabe que su excompañero son sus ojos y su cerebro dentro del terreno de juego. Conoce a la perfección todo lo que le puede dar y ha conseguido en pocos días que el rendimiento del de Badia esté más cerca del que alcanza con Luis Enrique en la selección española, superlativo, al que acabó aportando con Koeman, desbordado por la falta de ayudas y agobiado por no poder tapar todas las vías de agua. Ahora, tiene a De Jong más cerca y los centrales más adelantados para darle cobertura.

Gerard Piqué arrancó en defensa de cuatro ante el Espanyol y pasó a la de tres en los dos partidos siguientes. En ambos casos, el barcelonés ha seguido manteniendo su liderazgo atrás. Quizás sufrió en Villarreal más de la cuenta, pero tiene toda la confianza de Xavi, que eso sí, le ha ido cambiando a sus compañeros en el eje. Primero fue Eric, después Araujo y Lenglet para contrarrestar el poderío físico del Benfica y en La Cerámica, le acompañaron el uruguayo y Eric Garcia.

Por su parte, Jordi Alba está desplegando todo su poderío con Xavi Hernández, que le ha utilizado como extremo cuando el sistema ha sido el 3-4-3. Su valor añadido es que ha sido capaz de volver desde el extremo a la defensa en misiones defensivas cuando ataca el rival. Quizás ha podido perder algo de 'factor sorpresa' pues es más peligroso cuando irrumpe que en estático, pero está cumpliendo a la perfección con lo que le pide su técnico, 'obsesionado' en abrir la banda. El egarense está muy satisfecho con Alba.

Xavi y sus 'intocables' en el equipo

Además de Piqué, tres jugadores no se han perdido ni un solo minuto con Xavi Hernández. Ter Stegen, De Jong y Memphis forman el resto de la columna vertebral del entrenador azulgrana, futbolistas de la denominada 'clase media', que ni los más veteranos ni los más jóvenes y que tienen muchísimo que aportar. El meta alemán solo ha encajado un gol en tres partidos y eso ya es una muy buena señal, Frenkie está más en contacto con el balón y más cerca del área contraria y su compatriota Memphis ha marcado dos de los tres goles de la incipiente 'nueva era' de Xavi.

Parte de la plantilla del Barça junto a Xavi

La juventud no es un problema en el Barcelona

Que Xavi le dará cancha a la cantera se ha visto desde el primer día, cuando no le tembló el pulso por poner a Ilias Akhomach de titular en el derbi. También Abde y Demir han tenido sus oportunidades, pero los fijos, los que ya están marcando el camino son Nico y Gavi. Ambos son el exponente del nuevo concepto de interiores que quiere implantar el técnico vallecano, futbolistas muy avanzados en el juego posicional, a los que le pide movilidad, último pase, que no se lo piensen a la hora de chutar y sacrificio defensivo. Se quieren comer el mundo y aprenden a una velocidad vertiginosa.