Tras tres temporadas defendiendo los colores de la Juventus de Turín, Cristiano Ronaldo puso el pasado verano rumbo Manchester United para volver a la que fue su casa. El club italiano vendió al crack portugués por 15 millones de euros y ahora las autoridades italianas están investigando la operación para esclarecer las condiciones del traspaso y del contrato del futbolista.

Según apunta desde Italia 'La Gazzetta dello Sport', la investigación se ha hecho camino por unas acusaciones que apuntan a un posible mal registro de múltiples traspasos en los que el cuadro turinés está involucrado para tratar de no incumplir el Fair Play Financiero.

Así pues, el fichaje de Cristiano Ronaldo solo es uno de los 42 traspasos que están siendo investigados, entre los que se encuentran el trueque Pjanic-Arthur que acabó con el bosnio en el Camp Nou. Los hombres que ahora mismo se encuentran debajo de la lupa son Andrea Agnelli, Pavel Nedved y Fabio Paratici.