Un problema más para Florentino Pérez. Y un nombre ya conocido para la afición del Real Madrid: Gareth Bale. Carlo Ancelotti está harto del jugador galés. El técnico no entiende que haya decidido ir con la selección de Gales tras dos meses sin jugar por una lesión, un riesgo enorme que vuelve a demostrar que para el jugador del conjunto blanco, el club que le paga, es poco importante. Además, no ha dudado en afirmar públicamente que, aún y no encontrarse todavía 100% recuperado, quiere jugar con Gales para poder llegar así a su partido 100 con la selección: "no estoy en mi mejor momento, como sí estaba antes de la lesión. He trabajado durísimo para llegar a tiempo, estoy tan bien como podría estar ahora mismo. No he jugado en dos meses, no tengo ritmo de juego, sólo puedo intentar hacerlo lo mejor posible, aunque no sé si podré jugar todo el partido. Debo ser cauto. Pero como siempre, daré el 100%, es lo que me exijo siempre a mí mismo".

Gareth Bale

Tras jugar cedido una temporada en el Tottenham, el Real Madrid decidió recuperar a Bale, puesto que Ancelotti estaba seguro de que lograría que el galés se volviera a centrar en triunfar en el Santiago Bernabéu. Y al principio parecía que lo estaba consiguiendo, pues Bale fue titular en las tres primeras jornadas de Liga, en las que marcó un gol y no rindió nada mal. Todo se torció en el calentamiento previo al partido contra el Celta. Gareth Bale sintió unas molestias que le dejaron sin jugar. Poco después, las pruebas determinaron que sufría una rotura muscular en los isquiotibiales que le dejarían sin poder jugar un mínimo de 2 meses. Sin embargo, al técnico italiano se le ha acabado la paciencia con Bale y Florentino tiene otro marrón que resolver en el vestuario.