El Consejo Interterritorial se reúne esta tarde para evaluar el notable incremento de casos de coronavirus debido a la variante ómicron, lo que invita a plantearse la celebración de eventos deportivos susceptibles de congregar a miles de personas, caso de los estadios de fútbol de Primera y de Segunda División.

Algunos consejeros de Sanidad de distintas autonomías ya se han pronunciado al respecto como el del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, que ya deslizó a principios de semanas que «habrá cambios» en las medidas concretas para la celebración de eventos deportivos de gran afluencia como el Derbi de Canarias que debe celebrarse este próximo fin de semana entre el Tenerife y Las Palmas. Otros como el Gobierno Vasco ya anunció ayer que el máximo aforo permitido en los estadios hasta el 31 de enero será del cincuenta por ciento.

Algunos medios ya han asegurado que han tenido acceso a un borrador del Acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que recoge ya , hasta ese final de enero del 2022, una limitación en los aforos (será mayor en aquellos espectáculos en recintos cerrados como pueden ser los pabellones de baloncesto). Todo a falta de especificar el porcentaje permitido de aforo , con un derecho preferencial para los abonados y el público local; además de incidir en la obligatoriedad del uso de mascarillas o la prohibición de comer, beber y fumar en el interior de los campos de fútbol.