Jordi Alba puede estar viviendo sus últimos partidos en el Barça. A sus 32 años todavía es ahora mismo muy importante en el equipo, pero Xavi Hernández también es consciente de que hay que dejar paso a los jóvenes. Y esa es la idea con la que trabaja el club de cara la próxima temporada.

El lateral de L'Hospitalet tiene contrato hasta el 2024. Para dejar el Camp Nou tiene que ser traspasado este verano y tiene muchas posibilidades, sobre todo si se le cuelga el cartel de trasferible. Todavía con algunos años a un gran nivel y con mercado, podría acabar en un grande de Europa, incluso en el PSG junto con su amigo Messi. Opciones puede tener muchas si realmente él acepta salir del FC Barcelona. Joan Laporta le ha sentenciado y puede convertirse en una de las grandes sorpresas de cara al mercado este verano.

¿Cambio de ciclo?

Joan Laporta prepara una pequeña revolución en el Barça de cara a la próxima temporada. Muchos de los jugadores de la vieja escuela han ido abandonando el Camp Nou en los últimos años y se espera que siga siendo así en los próximos meses. El club quiere cambiar la dinámica y para eso sabe que necesita nuevos futbolistas y Joan Laporta y Xavi Hernández están acelerando este proceso.

Nombres como Leo Messi, Luis Suárez o Ivan Rakitic ya son historia y han dado paso a los Ansu Fati, Pedri, Gavi, Nico, Ferran Torres o Eric Garcia. Pero, ¿qué pasa con los jugadores 'veteranos' que todavía están en nómina? Dentro de la actual plantilla todavía son intocables varios pesos pesados como Gerard Piqué, Sergio Busquets o Jordi Alba.

Grimaldo puede ser su sustituto

El Barça ha tomado la decisión y en consecuencia también busca un recambio para Jordi Alba. Según apunta 'El Chiringuito', el club blaugrana ya ha preguntado por Alejandro Grimaldo. Recordemos que el lateral izquierdo valenciano del Benfica, de 26 años, se formó en la Masia, pero se marchó en el 2016 al club portugués cuando era jugador del filial blaugrana. Sería una buena opción para el Barça porque Grimaldo tiene un perfil similar al de Jordi Alba: potente, rápido y ofensivo, que le hace mucha falta al equipo de Xavi Hernández. Pero es que además acaba contrato con el Benfica la próxima temporada y podría aterrizar en el Camp Nou por menos de 20 millones de euros, que es su valor de mercado actual.

El mismo Grimaldo no descartó un posible retorno en una entrevista en el Sport el pasado mes de septiembre en la previa del primer duelo de la fase de grupos entre el Barça y el Benfica: "No es un capítulo cerrado. El Barça es mi casa y no voy a cerrar la puerta de casa nunca. Está claro que el Barcelona sigue siendo de los mejores y nunca le diría que no".