El único jugador de la plantilla que la próxima temporada debe estar sí o sí en el PSG es Mbappé. Esta es la orden directa que le ha dado Al-Thani, emir de Qatar y propietario del París Saint-Germain, a Nasser Al-Khelaïfi, presidente del conjunto francés. La renovación del delantero es la gran prioridad ahora mismo ya que le considera el mejor jugador del equipo y, sobre todo, el líder del proyecto a corto y medio plazo. ¿En qué lugar queda Messi ante esta decisión? El propietario del PSG declararía transferible a Leo Messi si se consigue cerrar la operación más esperada en París.

Para Al-Thani, Leo Messi es prescindibles si, a cambio, Al-Khelaïfi logra la renovación de Mbappé, y más viendo la primera vuelta que han firmado el argentino, muy por debajo de lo que se esperaba de ellos. Sin embargo, esta decisión no ha sentado nada bien en el entorno del astro argentino, que desde hace unas semanas han visto como Messi es constantemente criticado por los medios de comunicación más cercanos a los dirigentes del PSG. Es cierto que el argentino está sufriendo más de lo esperado para adaptarse al PSG, pero también que en algunos partidos ha sido criticado después de jugar a un muy buen nivel. Tanto es así que en el entorno de Messi ya empieza a pensar que el PSG está preparando la salida de Messi, vendiendo la idea de que el fichaje del argentino ha sido un fracaso.

Zidane y Mbappé juntos, el gran deseo del emir

El plan del PSG pasa por lograr la renovación de Kylian Mbappé, sea al coste que sea y, acto seguido, cerrar el fichaje de Zinedine Zidane para la próxima temporada. Ambas estrellas francesas serían los grandes líderes del equipo, que de esta manera ganaría mucha popularidad en Francia justo el año en el que la selección de Deschamps debe luchar por revalidar su título mundial precisamente en Qatar. Ver como se marcha Mbappé gratis al Real Madrid significaría un paso atrás del PSG, que de nuevo se vería superado en el mercado por un club histórico, además de tener que fortalecer el liderazgo de Messi y Neymar, dos jugadores cada vez más cercanos a su retirada. A medio y largo plazo, pues, el proyecto del PSG quedaría en entredicho, justamente lo que Al-Thani quiere evitar a toda costa.