Un gol de Sergio Canales, a 17 minutos del descanso, dio el triunfo al Betis (2-1) y su pase a los cuartos de final de la Copa del Rey en el derbi sevillano, al derrotar al Sevilla en un duelo muy accidentado, pues fue suspendido el sábado en el minuto 39 y reanudado este domingo a puerta cerrada en el Benito Villamarín.

En una eliminatoria a partido único marcada por la polémica, después de que fuera suspendida el sábado con 1-1 en el marcador (goles de Papu Gómez en el 35 y Nabil Fekir en el 39) al ser alcanzado el visitante Joan Jordán en la cabeza por una barra de PVC lanzada desde la grada, Betis y Sevilla reanudaron el choque 17 horas después para jugar los 51 minutos restantes, más los añadidos.

En este segundo episodio del derbi, el juego estuvo más equilibrado, aunque Canales, tras recibir un pase del luso William Carvalho en el 73, controló el balón y lo mandó con la zurda al fondo de la red pese a que el bisoño meta sevillista Alfonso Pastor llegó a rozarlo. A partir de ahí, el Sevilla lo intentó, pero un cabezazo de Jules Koundé, en el 88, se topó con el larguero.