El Derbi copero entre Betis y Sevilla no ha sentado nada bien a los aficionados sevillistas. Por un lado, perdieron justamente el partido en el Benito Villamarín y, por otro, se han visto señalados con mofa tras lo ocurrido durante el partido que terminó por suspenderse y tuvo que reiniciarse al día siguiente. Desde la grada bética se lanzó una barra de plástico (era de una bandera) que alcanzó a Joan Jordán en la cabeza. El jugador fue atendido, participó en la posterior tángana y finalmente fue baja para la reanudación posterior. Desde ciertos sectores del Betis se acusa al jugador y al club vecino de manipular el estado de salud del propio Jordán e incluso algunos jugadores se mofaron de lo ocurrido durante la celebración, como es el caso del mexicano Guardado.

Comunicado oficial del Sevilla

El Sevilla FC condena de forma enérgica las vejaciones y ataques a la honorabilidad que ha sufrido su jugador Joan Jordán y la falta de respeto hacia su entrenador, Julen Lopetegui, sobre el que se han hecho comentarios sin fundamento basados en especulaciones interesadas. La realidad es que Jordán recibió el impacto de un objeto lanzado desde una de las gradas ocupadas por aficionados Real Betis Balompié en el transcurso del derbi de Copa del Rey del sábado pasado, disputado en el Benito Villamarín. 

Nadie debería pasar por alto el dato objetivo. Jordán fue agredido, fue atendido en un centro hospitalario, tuvo que guardar reposo domiciliario por prescripción médica y no pudo jugar en la reanudación del partido. La víctima es Jordán. No cabe jamás la mofa con una víctima ni comentarios interesados para desviar la atención de lo que sucedió, un hecho muy grave. 

En este sentido, el Sevilla FC considera desafortunados e inaceptables ciertos comportamientos de algunos miembros del Real Betis Balompié en torno a la persona de Joan Jordán, de Julen Lopetegui y de la afición sevillista, que comprometen seriamente la sana rivalidad que por norma general se vive en la ciudad de Sevilla. El Sevilla FC considera que las instituciones deportivas y quienes las conforman deben ser los primeros en fomentar los valores de respeto y tolerancia que son intrínsecos al deporte. El Sevilla FC seguirá apostando por rebajar la crispación y trabajando para que la tensión en los derbis se viva única y exclusivamente dentro del terreno de juego, aunque se siente solo en esta misión.