Marcelo, defensa del Real Madrid, recibió este jueves la tarjeta roja en el minuto 102 del partido de los octavos de final de la Copa del Rey contra el Elche por "derribar a un adversario e impidiendo con ello una ocasión manifiesta de gol" y, "una vez expulsado, se dirigió" al árbitro Jorge Figueroa Vázquez y dijo "eres muy malo", según relató el colegiado en el acta del encuentro. Tras lo ocurrido, el Comité le ha sancionado con 3 partidos.

La otra expulsión fue en el conjunto local, de Pere Milla en el minuto 120 por la segunda amonestación, de la que el árbitro informó en su acta: "Tras advertirle en varias ocasiones de que cesase sus protestas y decirle que no me gritara, se dirigió a mí en los siguientes términos 'te grito porque me da la gana'".