Gerard Piqué fue una de las ausencias más llamativas en la cena que llevaron a cabo a principios de semana entre Leo Messi, Sergio Busquets y Xavi Hernández. Sin embargo, el programa Onze de TV3 dijo que el argentino acabó su etapa en el Barça decepcionado al bajarse el suelo después de su marcha a París.

"Se sintió engañado por parte de Piqué, porque no lo hizo hasta que Messi estaba fuera del Barça y Messi interpreta que esta acción la debería haber hecho antes que se fuese para intentar evitar su salida", dijo Lluís Cañut, autor de la noticia, en TV3. Una situación que, pese a la sobresaliente relación que han mantenido desde categorías inferiores, habría tensado su amistad ya que el deseo de Messi siempre fue seguir vinculado al Barça.