Iñaki Arechavaleta, precandidato a las elecciones del Athletic Club, ha asegurado este jueves que la de la continuidad de Marcelino García Toral es "una opción" que baraja como entrenador y aseguró que en las conversaciones que ha mantenido con el asturiano no le dijo "que no era la primera opción" que baraja.

"En ningún caso le dije que no era la primera opción, le reconocí su trabajo y creo que es un buen entrenador", ha dicho Arechavaleta, de 63 años, en el acto de presentación ante los medios del "proyecto transformador" con el que quiere presentarse a los comicios.

"Hemos hablado con Marcelino y Marcelino es una opción", ha asegurado, considerando que el asturiano "es un gran entrenador" al que "le ha faltado rematar" en alguna ocasión y que contempla como "una alternativa".

"Eso está valorado antes de que salga Raúl García (en defensa del entrenador asturiano). Sabemos lo que piensan los jugadores y no es el momento. Cuando sea el momento se anunciará el entrenador", dijo sobre la palabras en las que el miércoles Raúl García dijo que, a su juicio, "no hay otra opción" que Marcelino para la próxima temporada.

En ese sentido, quiere esperar a que este domingo "acabe la liga" con la visita al Ramón Sánchez Pizjuán en la que el Athletic se juega la clasificación para una Conferencia League cuyo impacto económico cifró "entre 10 y 14 millones de euros", si el Athletic lo hace "razonablemente bien".

Presentado por el exrector de la Universidad del País Vasco Iñaki Goirizelaia y acompañado por algunos miembros de la plancha que presentará en cuanto sea ya oficialmente candidato, Arechavaleta ha desgranado una iniciativa nacida "desde la emoción y la pasión" que tiene por el Athletic.

Un proyecto "ilusionante en lo deportivo, ambicioso en lo económico y cohesionador en lo social" en el que estará acompañado por un equipo "transformador y con conocimiento" formado por "gente nueva que no haya estado vinculada a la gestión del club".

Arechavaleta ha abogado por volcar los esfuerzos en la cantera de Lezama y asegurado tener claro "el perfil" del entrenador y el "formador" de Lezama para liderar la parte deportiva.

"Tenemos claro el modelo de entrenador que tiene que tener el Athletic", aseguró, explicando que, a su juicio, las características del juego rojiblanco deben ser "intensidad, agresividad y juego directo".

"Hay pocos en el mundo. No le hemos dado muchas vueltas", dijo, considerando que a mediados de junio el Athletic debería tener ya entrenador para preparar la próxima temporada.

El todavía precandidato aseguró que su equipo ha visitado "las mejores canteras del mundo", entre las que citó a las del "Ajax, Red Bull y Benfica", y cree que hay otras canteras en España, como "las del Celta, Betis, Valencia y Villarreal" que han superado a la del Athletic en "metodología, tecnología y recursos humanos".

Arechavaleta pidió "ser muy ambiciosos" a la hora de apostar por "jugadores de 17, 18 ó 19 años", y admitió que uno de los jugadores de ese perfil que le interesaría incorporar al Athletic, sería Julen Jon, el hijo del legendario Julen Guerrero, actualmente en la cantera del Real Madrid.

En lo económico, ve al Athletic "potente y con dinero en caja", pero cree que no se puede presentar cada año un presupuesto de 32 millones de euros de déficit porque así en seis o siete años nos comeríamos la caja".

Al respecto, ha considerado que la decisión del club de no aceptar dinero del fondo de inversión CVC, algo que han hecho la mayoría de los clubes de LaLiga, es "correcta" porque "no se necesita financiación" externa. Eso sí, considera que el Athletic, tanto por lo deportivo como por lo económico, tiene que "estar recurrentemente en Europa".

Además, adelantó que si es presidente seguirá contando con la entrenadora del equipo femenino, Iraia Iturregi, una de las leyendas de la entidad como jugadora. Arechavaleta quiere también que el Athletic sea "más influyente" de lo que es en el fútbol español y el internacional. "Y ahí tengo la ventaja de que en Madrid he trabajado 20 años y me conocen", recordó en referencia a su paso por "labores ejecutivas" dentro del Grupo Vocento de medios de comunicación.