Gareth Bale está considerando muy seriamente aceptar la oferta que tiene del Tottenham Hotspur para jugar en la Premier League. Los spurs tendrían un futbolista de primer nivel, mientras que Bale se mantendría en plena forma para llegar en óptimas condiciones a la cita mundialista si su selección se clasifica en la tarde de este domingo ante Ucrania.

Bale, de esta manera, pasaría a ser rival potencial del Real Madrid en la Champions League, una situación que el presidente del club ‘blanco’, Florentino Pérez, había descartado al pensar que el galés estaba entre la retirada y el fichaje por un club de menor entidad.

Y no le falta razón. Y es que si Gales no consigue clasificarse para el Mundial de Catar, en Inglaterra aseguran que el próximo club de Bale sería muy probablemente el Cardiff City, el equipo de su ciudad, donde el jugador podría centrarse más en sus negocios y otros hobbies como el golf.