La inesperada derrota de España ante Suiza en Zaragoza supone un jarro de agua fría para La Roja, que se queda en segunda posición del grupo a una jornada del final. Así, solo le vale una victoria ante Portugal para meterse de nuevo en la 'Final Four'.

España tenía en su mano el liderato del grupo, pero la derrota de este sábado ante Suiza (1-2) deja al combinado nacional en una situación delicada antes de la última jornada de la fase de grupos de la UEFA Nations League. España, que dependía de sí misma antes del duelo ante el conjunto helvético, deberá ganar a Portugal en Braga el próximo martes 27 de septiembre si quiere acabar la fase de grupos como líder del Grupo A.

El triunfo portugués ante la República Checa (0-4) sitúa a los lusos con 10 puntos, por ocho de España. Esto obliga a los de Luis Enrique a sumar los tres puntos a domicilio para meterse de nuevo en la 'Final Four' de la competición, para la que todavía no hay ningún equipo clasificado a falta de la última jornada.