Gonçalo Guedes no está viviendo un inicio soñado en el Wolverhampton. De sus ocho primeros partidos en la Premier League el equipo inglés solo ha podido ganar uno y empatar tres, lo que le mantiene en puestos de descenso. Esta mala racha le ha costado el puesto a Bruno Lage, hasta ahora entrenador del equipo.

El detonante ha sido la derrota de este este sábado contra el West Ham en el London Stadium. Los locales ganaron claramente por 2-0 y los Wolves no dieron síntomas de mejoría. Ante esta situación tan preocupante del equipo el gran perjudicado ha sido el técnico luso, que se despide tras pasar la temporada pasada y los primeros meses de esta en el club británico.

En lo personal Guedes tendrá que volver a ganarse un puesto en el once titular que tenía bien consolidado. En la competición doméstica solo había sido suplente dos veces: contra el Fulham como recién llegado disputó 32 minutos y ante el Southampton jugó la segunda parte completa.