El técnico chileno del Betis Manuel Pellegrini, consideró "muy injusta" la derrota de su equipo frente al Celta en Balaídos porque tuvieron "cinco o seis" ocasiones "muy claras" para conseguir el empate, y se quejó de que desde la sala VOR mandasen a Soto Grande revisar la tarjeta amarilla mostrada al central brasileño Luis Felipe.

"Hace un par de semanas escuché al jefe de los árbitros decir que el VAR sólo iba a intervenir cuando tuviera necesidad de intervenir, por eso no entiendo cómo una persona a cámara lenta a través de la televisión puede estimar mejor que el árbitro estando a un metro. No lo entiendo. Estoy a favor del VAR, pero hoy nos ha perjudicado", afirmó.

El entrenador bético dijo estar "orgulloso" de su equipo porque a pesar de jugar 70 minutos con un futbolista menos consiguieron generar "mucho peligro".

"A excepción de un contraataque que tuvieron en el primer tiempo no tuvieron más ocasiones hasta el final. Pero la expulsión no la entiendo", insistió Pellegrini, que fue más allá en su análisis: "El árbitro está un metro y estima que es tarjeta amarilla porque había otros defensores, pero parece que esta vez el VAR mandó más que el árbitro".